• |
  • |
  • END

JUIGALPA, CHONTALES
En estado crítico ingresó al Hospital Asunción, de Juigalpa, Oscar Danilo Ruiz Molina, alias “Mejillón”, al recibir un balazo a la altura del abdomen que le asestó supuestamente Luis Manuel Guillén, vigilante del cafetín “Tacho”.

El incidente se registró frente al autolavado de la gasolinera Esso, cuando el ahora lesionado, en compañía de otros sujetos, intentó vapulear al vigilante del Hotel El Bosque, Narciso Guillén Calero, padre del presunto autor de este hecho.

Según testigos, “Mejillón” y sus compinches insultaron a Luis Manuel, a quien amenazaron de muerte. Luego se dirigieron al centro de trabajo de Guillén Calero, y cuando pretendían golpearlo salió al rescate el vigilante del cafetín “Tacho”.

“Mejillón”, al ver la presencia de Guillén, se le abalanzó con la intención de despojarlo de su arma de reglamento, pero se le hizo imposible. El ágil vigilante lo esquivó para sacar la pistola y le asestó el certero “plomazo” a la altura del abdomen.

Oscar Danilo cayó embrocado en la escena de la agresión, de donde fue llevado en una patrulla policial al Hospital Asunción, y de la sala de urgencia fue enviado a lo inmediato al quirófano para ser intervenido.

Anastasio García Montiel, patrón de Luis Manuel, expresó que “Los Mejillones” han tenido problemas con todo Juigalpa, y cada vez que transitaban por el lugar insultaban a su trabajador, quien en esta oportunidad actuó en plena defensa de su padre.

Cae de barandas de camión
Con lesiones severas resultó el joven Nelson Pichardo Cruz, de 25 años, al desprenderse de las barandas del camión GMC, blanco, placas CT 4708, al intentar esquivar un cable del tendido eléctrico público.

El hecho se registró frente al Parque de Ferias de Prodesa, cuando el conductor del camión, José Fernández Corea, circulaba de oeste a este, y de pronto el joven cayó del camastro del automotor.

Pichardo Cruz quedó tendido sobre el adoquinado, desmayado y con lesiones en diferentes partes de su humanidad, y fue levantado de ese lugar y remitido al Hospital Asunción, donde los médicos le brindaron las atenciones correspondientes.

Producto de su estado crítico de salud, los galenos del centro asistencial ordenaron a lo inmediato su traslado al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.

Agentes de Tránsito llegaron a la escena de la tragedia y realizaron las investigaciones correspondientes, luego ocuparon la documentación del vehículo y la del conductor. El caso es documentado por los oficiales de esta especialidad policial, para remitirlo posteriormente al Ministerio Público, y que interponga formal acusación en el Juzgado Local Penal de la ciudad en contra de José Fernández Corea.