•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Walter Darbelles  Jiménez y Guillermo Cuarezma Vílchez Núñez, quienes fueron presentados el pasado jueves como sospechosos de haber participado en el atroz crimen de la adolescente Rechel Rostrán, fueron sacados de la cárcel Modelo Tipitapa, confirmaron sus familiares. Los dos jóvenes enfrentaban cargos por robo.

Olianda Núñez, madre de Guillermo Vílchez Núñez  confirmó que su hijo permanece detenido en el penal de Tipitapa desde el 22 de mayo a la espera del juicio por una acusación de robo agravado que pende en su contra.

La afligida progenitora del estudiante activo del  de IV Año de administración de empresa en la universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, (UNAN), rechaza que su hijo tenga algo que ver con el horrendo crimen.

“No puede ser que un estudiante de IV año de la universidad haga semejante crimen”, cuestionó Olinda Núñez, mientras esperaba junto a su abogada Reyna Jarquín que su hijo fuera presentado en los tribunales.

Por su parte, Jennifer Darbelles, hermana de Walter Darbelles, tampoco da crédito a la versión policial de que su hermano tenga que ver con el crimen de Rechel Obando.

“Cuando eso sucedió (crimen de Rechel) mi hermano le estaba trabajando a una tía en la construcción de un cuarto para que ella le ayudara con los gastos de su niño que nació en abril”, señaló Jennifer Darbelles.

Para la hermana de Walter Darbelles, lo aseverado por las autoridades policiales en relación a su hermano se trata de un “error”, porque su consanguíneo ni siquiera vive como a unos 20 kilómetros donde ocurrió el crimen.

Los dos jóvenes son acusados junto a una adolescente de 16 años de haber cometido el crimen contra Rechel Rostrán, cuya osamenta fue encontrada el pasado 29 de junio en la tubería de una casa en el barrio Sol de Libertad en Managua.