•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En una masacra de sangre quedó convertido el rostro del busero Juan Meza Sotelo, de 47 años, quien la tarde del sábado fue agredido por los  pasajeros Félix Mendoza y Carolina  Obando por el sector de Bello Horizonte.

El hecho de sangre se produjo cuando el busero de la ruta 111, pidió a Félix Mendoza que no le obstruyera la pasada  de los pasajeros, pues se sentó en las gradas de la puerta de ingreso, relató José Isaías Ortega quien auxilió a la víctima.

“Quítate de allí (las gradas) porque me estás obstruyendo la barra (electrónica) y la pasada de los pasajeros; pero como el  hombre que iba ebrio  (Félix Mendoza )  no hizo caso entonces, el chofer intentó quitarlo; fue entonces cuando el agresor sacó una navaja y el busero se armó con un tubo, pero la mujer ( Carolina Obando  ) se le tiró encima al busero lo que aprovechó para clavarle dos veces la navaja en el rostro”, relató José Isaías Ortega quien auxilió a la víctima.

Un médico que viajaba como pasajero en el autobús le hizo  un torniquete para evitar que siguiera manando sangre de manera abundante, pero el mismo galeno estimó que Juan Meza Sotelo perdió al menos medio litro de sangre.

La pareja que agredió al busero y quienes según los testigos iban ebrios, fueron capturados en el lugar por la Policía, porque no lograron salir de la unidad de transporte colectivo cuyas puertas fueron cerradas por el busero.

En el piso del autobús donde viajaba al menos 40 pasajeros quedó abundante sangre  y la ropa de Carolina Marenco Obando también quedó manchada con la sangre del busero que fue traslado al hospital Alemán Nicaragüense.