•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una mujer que el domingo dijo que había encontrado a un bebé abandonado en un parque de Diriamba, Carazo, cambió hoy la versión de los hechos y admitió que tomó al menor de edad porque los padres estaban en estado de ebriedad.

Abigaíl Malespín, la protagonista del caso, enfrenta ahora la posibilidad de ser acusada por falso testimonio, indicaorn las autoridades fuera de grabación.

El caso generó un gran debate en Diriamba, Carazo, desde el domingo, cuando supuestamente Malespín encontró abandonado al bebé en un parque, pero el caso hoy ha generado más comentarios al conocerse que en realidad los padres del menor estaban ebrios cuando la mujer se lo llevó.

Además, se supo que hay un segundo niño (hermano del primero) que quedó bajo la tutela de otra persona.

La versión es que los padres de los dos menores se encontraban ayer en el campo "La Salle" ingiriendo licor a la par de los dos menores.

"Yo vi que los niños quedaron solos en el campo, porque sus padres protagonizaron una pelea en la via pública, entonces me fui en una moto a traer a dos policías, quienes se llevaron a los dos bien tomados junto con los niños a la estación policial. Allí estába la muchacha (Malespín) dejando comida, pero la mamá (ebria) de los niños la señaló y le dijo a la comisionada que era su hija mayor y que le entregara al niño. La muchacha (Malespín) aceptó y la policía se lo entregó a ella el bebé y a ese niño de seis años me lo dejaron a mi", dijo María Mercedes Calero.

Según esta versión de Calero, a los dos niños se los llevaron con el consentimiento de la Policía Nacional, con el fin de darle una noche de descanso a los menores.

Por su parte, la madre de Abigail Malespín, en medio de nervios, relató a El Nuevo Diario que su hija llegó a eso de las cinco de la tarde del domingo con el niño en brazos.

"Ella me dijo que se lo había encontrado sólo en una banca, con un biberón al lado, entonces yo en medio de mi desesperación por el niño empecé a pedir ayuda para que buscarán a sus padres, pero jamás me imaginé que la versión que ella me había dado no era cierta, pero a veces uno por tener buen corazón queda mal", alegó Conny Malespín, madre de Abigail.

A eso de las diez de la noche del domingo la Policía Nacional se hizo presente a la vivienda de la familia Malespín buscando a Abigail, para que aclarara la situación.

"Yo no soy nada de esas personas (padres del menor), pero como la comisionada me dijo que yo me (podía) llevar al niño, yo por pesar y hacer un bien, porque yo tengo mis hijos, dije que era hija de la mujer; pero los vecinos y mi mamá buscaron ayuda para encontrar a los padres, yo jamás me imaginé que se iba a hacer tanto escándalo, porque la comisionada me dijo que lo llevara en la mañana para reportar el caso al Ministerio de la Familia", relató Abigail Malespín.

Los padres del menor están detenidos en la estación policial de Diriamba, mientras que los niños fueron entregados por agentes de la Policía Nacional a las autoridades del Ministerio de la Familia (Mifamilia), mientras el caso se investiga a fondo, ya que se tiene información de que no es la primera vez que los menores quedan al intemperie, cuando sus padres ingieren licor en las calles.