•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La jueza Roxana Zapata, del juzgado primero de distrito penal de ejecución de sentencia y vigilancia penitenciara de Managua, resolvió unificar las penas impuesta al cirujano plástico  David Páramo, enjuiciado por la muerte de Lizandra Jarquín y por las lesiones graves a Alison Molina, dos de sus pacientes.

La jueza mantuvo a Páramo la pena de 3 años por la muerte de Lisandra Jarquín y 2 por las lesiones graves a Alison Molina.

Así, Páramo debería cumplir cinco años de prisión en la cárcel Modelo y está inhabilitado a ejercer la profesión.

Hasta hoy, Páramo ha cumplido un año y un mes de prisión.

El 29 de agosto de este año Páramo cumplirá un año de haber sido condenado por la muerte de Lisandra Jarquín.

La defensa del médico ha efectuado pasos para unificar las penas por los delitos de homicidio imprudente y lesiones imprudentes.

El próximo paso, según se ha conocido, sería pedir la suspensión de la pena.

David Páramo cobró notoriedad pública hace un año cuando murió Lizandra Jarquín, después de someterse a una operación estética.

En diciembre pasado al médico David Páramo un juez le ratificó la condena de cinco años de prisión.