•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Redacción web

El juicio contra Argelino Antonio Membreño, de 36 años, acusado de poseer y distribuir material pornográfico infantil vía Whatsapp y de pertenecer a una red internacional de explotadores sexuales, fue reprogramado para el 25 de agosto por falta de testigos.

En el encuentro fijado para este 18 de agosto, la Fiscalía señaló que tiene en su poder documentos de grupos de Whatsapp internacional.

En una audiencia preparatoria para excluir las pruebas innecesarias, el acusado confesó al juez Edén Aguilar, que sí miraba y compartía pornografía infantil y que el material le fue ocupado directamente a él.

Por su parte, la defensa de Membreño, por esa acción, pidió que le sea permitido a través de testigos y exámenes forenses demostrar que su cliente tiene un trastorno mental que lo llevo a hacer dichos delitos.

De acuerdo con el juez, las afirmaciones del acusado no son una admisión de hecho y las imágenes y vídeos quedan como hechos que no requieren ser probados en el juicio.

En la sesión se contó con la declaración de un testigo, quien que conoció a la pareja del acusado y conversaba de su vida íntima. En su relató señaló que Membreño tenía un problema para eyacular y por eso le ponía pornografía durante el sexo.

Además, hablaba en ocasiones con los gatos y bailaba con perros.

Videos y fotografías 

En una memoria de celular con capacidad de ocho megabytes y en un CPU incautados a Argelio Membreño por la Policía, se encontraron videos de niñas de 8 y 11 años siendo violadas por adultos, según la carga probatoria de la Fiscalía.

También la Policía le ocupó al reo una cinta donde se reproduce la imagen de un niño de cinco o seis años siendo violado por un hombre de identidad desconocida.