•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El cadáver de una mujer encontrado ayer en Managua, y que se presume es Karla Patricia Estrada Rostrán, quien había desaparecido el 10 de agosto, está decapitado, confirmaron hoy las autoridades.

La madre de Karla Patricia Estrada Rostrán, Marina Estrada Narváez, sostuvo hoy que el cuerpo descubierto ayer es el de su hija.

Estrada Narváez basa su afirmación en dos pruebas que tiene el cadáver: un tatuaje de una rosa en la espalda y un anillo con una piedra blanca.

La mujer, al igual que su hijo, sostiene que el asesino de Karla Patricia Estrada Rostrán es su esposo, Francisco Ariel Mercado, de quien no se ha confirmado si está prófugo o arrestado.

El cadáver encontrado ayer por el camino frente a la Villa Toscana, en Las Colinas, Managua, también presenta heridas hechas con arma blanca.

Hoy, Estrada Narváez indicó que Mercado poseía una bayoneta.

Hasta el momento, las autoridades no han encontrado la cabeza del cuerpo, que está en el Instituto de Medicina Legal (IML).

En el IML a Estrada Narváez ya le han tomado muestras para hacer las pruebas de ADN con el cadáver.

Mercado "es un desquiciado mental para hacerle eso a mi hija", delcaró hoy Estrada Narváez.

"Cómo se iba a defender la pobrecita", continuó la mujer.

Ayer, un hermano de Karla Patricia Estrada Rostrán, de nombre Elmer Antonio Estrada, también expresó su sospecha de que Mercado es el asesino.

“Yo estoy seguro que es mi hermana, ese desgraciado la mató, siempre la golpeaba y la amenazaba. Ese día (10 de agosto) Karla vestía un pantalón azul o negro y una camisa, no recuerdo todos los detalles”, mantuvo ayer Elmer Antonio Estrada.

La última vez que se vio con vida a Karla Patricia Estrada Rostrán fue el 10 de agosto, cuando salió con Mercado.

Una de las tres hijas de la pareja dijo luego que a Mercado lo vio el 11 de agosto, cuando se llegó a despedir.

Según el relato, Mercado se mostraba nervioso.