•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tras estar postrado en una cama por dos meses, Luis Miguel Rodríguez Rodríguez  de 20 años de edad, se rindió ante la muerte, luego que  fue atacado por sus cuñados el pasado dos de junio, quienes le dieron un fuerte golpe en la cabeza con un adoquín.

La tarde de este sábado, amigos y familiares del joven, dieron el último adiós a Luis Miguel Rodríguez,  quien había  recibido cinco operaciones en la cabeza, debido a las complicaciones que presentó tras recibir el golpe con el adoquín.

Según Juana de los Ángeles Pérez, tía de la víctima, el hecho se registró el día dos  de junio, en la comunidad de Buena Vista del Norte, cuando el joven salía de una fiesta con su novia.

Luego de una denuncia de los familiares de la víctima ante los distintos medios de comunicación, la Policía Nacional, después de dos meses capturó a los hermanos,  Félix Pedro Aguilar Valverde y Estefan Aguilar Valverde, quienes se encuentran detenidos en la estación policial de Jinotepe Carazo y serán acusados por la muerte del joven.

"Queremos que se haga justicia, mi muchacho era muy trabajador, era mi único sustento, me parte el alma, verlo en esa caja, no se ha hecho justicia terrenal, pero sé que de una celestial nadie se escapa”, dijo Rosa Argentina Rodríguez, abuela materna del joven.

También señora indicó que su nieto trabajaba en la ferretería Gutiérrez, ubicada en el mercado municipal de la ciudad de Diriamba, Carazo y que “le arrebataron la vida por puro gusto”, ahora la familia del joven, espera que todo el proceso transcurra con transparencia.