• |
  • |
  • END

RIVAS
Un jurado de conciencia declaró culpable a un hombre de la Isla de Ometepe que fue acusado por el Ministerio Público de haber violado a su sobrinita de diez años. La pena que le impuso la juez de Distritito Penal de Juicio de Rivas, Iveth Toruño Blanco, fue de 18 años de cárcel, que tendrá que cumplir en el Sistema Penitenciario de Granada.

De acuerdo con el expediente judicial, Francisco Emilio Martínez, de 22 años, recobrará su libertad hasta finales de 2025, ya que pese a que en juicio oral y público manifestó que no había violado a su sobrina, al final los miembros del jurado creyeron más en la versión de la niña.

Según la acusación, el ultraje sexual ocurrió hace cuatro meses, cuando la menor se encontraba sola en la casa de su mamá, ya que ésta había acudido a realizar un trabajo que le dejaron en su centro de estudio, y eso lo aprovechó Martínez para llegar e ingresar a la vivienda con su rostro cubierto, mientras afuera lo esperaban otras dos personas.

Una vez que ingresó a la casa, desvistió a su sobrinita, la cual es hija de su hermano, y trató de introducirle el pene, pero ante los gritos y llanto de la menor, optó por introducirle un dedo, mientras le tapaba la boca y la amenazaba.

La pequeña confesó el incidente a su mamá, quien no dudó en denunciar a su ex cuñado. Representantes del Ministerio Público de Rivas señalaron que la versión de la menor fue clave para que los miembros del jurado declararan culpable a Martínez, ya que ella aseguró haber reconocido a su tío como el hombre que la violó tras identificarle la voz, las manos y el cabello.