•  |
  •  |
  • END

José Antonio Castellón García, alias “Toño Pachuco”, quien hace dos años fue mencionado en el crimen de un niño que vendía maní, que apareció estrangulado en el camino al río Escondido, en Tipitapa, ahora es acusado de haber asesinado a su amigo, José Luis Hernández, de 27 años.

“Toño Pachuco” hace dos semanas lapidó y luego “crucificó” a machetazos a Hernández. El móvil del atroz asesinato que conmovió a los pobladores del Barrio San Rafael, fue la discusión por una camisa entre víctima y victimario.

Según el escrito acusatorio presentado por el Ministerio Público, Hernández pidió a “Toño Pachuco” que le devolviera una camisa que le había prestado.

En repuesta al reclamo, el criminal sacó un cuchillo, por lo cual Hernández se introdujo a su casa, donde se armó de un machete, haciendo que Castellón se marchara del lugar.

Saña sin límite

Varios minutos después de ese incidente, “Toño Pachuco” con silbidos comenzó a llamar a su amigo a una esquina cercana a la casa de la víctima.

Hernández, “pecando” de confiado, acudió al llamado de Castellón, pero armado del machete. Cuando estaba frente a quien fue su amigo de infancia, éste le asestó dos pedradas en la cabeza que lo derribaron.

Acto seguido, “Toño Pachuco” tomó el machete de Hernández y le descargó un machetazo en la cabeza y otro en el cuello, que le cortó la tráquea.

No satisfecho con su obra de salvajismo, José Antonio Castellón volteó el cuerpo de Hernández, que estaba boca abajo, y le asestó otro filazo en el tórax, para luego darse a fa fuga.

Por este asesinato atroz, la jueza Penal de Audiencias de Tipitapa, Vicky López, le impuso prisión preventiva a “Toño Pachuco” y le programó audiencia inicial para el próximo tres de abril, a las 10 de la mañana.