•  |
  •  |
  • END

CARAZO
La mañana de este sábado, agentes de la Policía acudieron al llamado de pobladores que afirmaban que el señor Alfredo López Rueda había fallecido frente a la casa cural de la iglesia San Antonio, en Jinotepe.

Marcos García, habitante del barrio San Felipe, relató que él salía a beber licor con Alfredo, pero al llegar al sitio del hallazgo pensó que su amigo estaba dormido en la acera. Sin embargo, una señora que pasó corroboró que el hombre ya no respiraba, y le dijo que iba a avisar a los familiares.

“Desde hace varios meses que el señor andaba ingiriendo licor porque siempre pasaba en estas calles aledañas a la iglesia San Antonio. Nosotros le decíamos que dejara de tomar, pero nunca escuchó los consejos”, expresó Manuel Ramírez, poblador del lugar.

Por su parte, el médico forense Sergio Cano confirmó que la causa de la muerte fue por broncoaspiración, producto de un alcoholismo crónico. Al momento del hallazgo, López Rueda ya tenía más de 14 horas de muerto, y se descarta mano criminal en el hecho, finalizó el galeno.

Se conoce que por más de 30 años el infortunado estuvo al servicio de la sociedad, en su carácter de socorrista voluntario de la Cruz Roja, en la filial de Jinotepe.

En el departamento de Carazo mensualmente se reportan más de cinco casos de personas que mueren por intoxicación alcohólica.