Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Bayonetazo en la cabeza pasa a juicio
Aunque el bayonetazo que recibió en la cabeza Roberto Castillo Hernández, de 23 años, fue benigno porque no provocó daños importantes en su salud, sí fue “maligno” para Luis Daniel Chavarría Jirón, de 25 años, alias “El Chele Jirón”, y para Napoleón Jirón Orozco, de 28, porque ambos deberán enfrentar juicio el 22 de mayo de 2009 por homicidio frustrado. Una fuente ligada al caso reveló que los acusados actuaron en defensa propia, porque la supuesta víctima aparentemente los iba a atacar con un machete para asaltarlos, pero además se presentaron voluntariamente a enfrentar el proceso, lo que les valió este martes a la hora de la audiencia inicial, porque la juez cuarto Penal de Audiencias, Martha Martínez, les impuso el arresto domiciliar. El escrito de acusación señala que el delito ocurrió el 15 de marzo de 2009, a las 11:50 de la noche, cuando la víctima y los acusados se encontraron en las fiestas patronales de San Isidro de la Cruz Verde, riñeron y Castillo Hernández recibió una puñalada en la cabeza y un espuelazo en el tórax. Víctima y victimarios supuestamente tienen rencillas desde niños, porque quien ahora los acusa, aparentemente “tomó prestado” un par de zapatos de uno de los acusados.

Sospechoso por masacre pide libertad en el TAM

Será hasta en los próximos días que los magistrados de la Sala Penal Dos del Tribunal de Apelaciones de Managua, TAM, resolverán el recurso de apelación que el abogado David Acevedo opuso en contra de la resolución por medio de la cual el juez Séptimo Penal de Audiencias remitió a juicio a los acusados por la masacre de tres mujeres en las Américas Dos. El juicio para Norman Enrique Obando Meza, de 27 años, alias “El Chele Panique”; José Daniel Cuadra Somarriba, de 23, “Pachanga”, y Pablo Antonio Mora Romero, de 22 años, conocido como “El Discípulo” y “Pelusa”, está programado para el nueve de junio, pero la audiencia de apelación se celebró ayer, y aunque los magistrados prometieron pronunciarse en el término de ley (cinco días), el fiscal Lenín Castellón reveló que generalmente una resolución tarda en salir un mes. Acevedo alegó ante los magistrados Martha Quezada, Napoleón Pereira y Mario Miranda, que la resolución mediante la cual el juez de audiencias remitió a su juicio a Pablo Antonio Mora es contradictoria, porque el 19 de enero de 2009 dijo que no había indicios racionales para remitir a los acusados a juicio porque no se especificaba la participación que tuvo cada cual en el crimen, y mandó a suspender la audiencia, pero luego, el 26 de enero, elevó la causa a juicio. “Es lamentable la pérdida de esas tres vidas, pero también es lamentable que manden a un ciudadano que no le ha disparado a nadie, 16 años preso”, apuntó Acevedo, quien le pidió a los magistrados que declaren nulo todo lo actuado a partir del auto de remisión a juicio y que liberen a Mora Romero. También solicitó a la Policía que “investigue bien” quién fue el que le disparó a Rebeca Donaire, Norma Patricia Arróliga Jirón y Marisol Romero Ugarte, para ponerlo a la orden del juez competente. A la fecha, los acusados por el triple homicidio han completado cerca de tres meses presos a la espera del juicio, el que se celebrará en el Juzgado Décimo Penal de Juicios de Managua. El fiscal Lenín Castellón Silva confía en que los magistrados del TAM rechacen de plano el recurso que opuso el abogado defensor, porque los autos de remisión a juicio no son recurribles y de ello existe amplia jurisprudencia, pero además el recurrente no cumplió con los requisitos de ley de una apelación, porque no presentó por escrito su expresión de agravios, sino un relato de los pasajes de la audiencia inicial del proceso. Acevedo respondió al fiscal diciendo que el auto de remisión a juicio para él sí es apelable, porque en el mismo se le decretó la medida de prisión a su cliente y al resto de imputados.