• |
  • |
  • END

La sangre corrió temprano la mañana del domingo, en el Bar El Búnker, en el barrio Santa Ana, de Managua, donde un sujeto, supuestamente deportado de los Estados Unidos, baleó por la espalda a Francisco Cardenal Blanco, de 27 años.

El impacto de bala que lesionó varios órganos a Francisco Cardenal, penetró por debajo del omoplato izquierdo, y en su recorrido le lesionó el pulmón de ese lado, además del bazo y del hígado.

Por la gravedad de las lesiones, Cardenal fue operado de emergencia en el Hospital “Lenín Fonseca”, donde los médicos lo mantienen conectado a un ventilador.

Doña Rosa Cardenal, madre del joven herido, acusó en la Estación Dos de Policía como autor del disparo a Engel Rodríguez Bravo, quien supuestamente tiene antecedentes penales en Estados Unidos.

“Ese hombre y su hermano fueron deportados de los Estados Unidos, porque estuvo involucrado en un crimen”, aseguró la atormentada madre.

Citando versiones de testigos del hecho sangriento, Rosa Cardenal dijo que Engel Bravo llegó a El Bunker, y sin mediar palabra le disparó a su hijo por la espalda.

Hasta la tarde de ayer, las autoridades policiales no reportaban la captura del sospechoso.