• |
  • |
  • END

La sorpresa de su vida se llevaron varios trabajadores del balneario El Trapiche, la mañana del lunes, cuando realizando las labores de limpieza de la represa vieron flotar el cadáver de un bañista.

El cuerpo era de un joven de aproximadamente 25 años, que andaba un pantalón azulón, sin camisa y tenía tatuajes en el brazo izquierdo y espalda. No portaba ninguna identificación y es de tez morena, pelo lacio y en una bolsa del pantalón la Policía le encontró varias monedas de un córdoba.

Al momento del hallazgo, el cadáver estaba boca abajo y al ser recuperado por los socorristas de la Cruz Roja se descubrió que tenía el rostro ensangrentado.

El cadáver fue descubierto a eso de las 10 de la mañana, en el lugar conocido como La Cruz, ubicado en la parte media de ese balneario.

Al ser extraído del agua el cuerpo sin vida ya estaba en estado de rigidez lo que hace presumir a las autoridades que tenía más de 12 horas de fallecido.

Vigilantes de El Trapiche informaron que hasta antes del hallazgo del bañista desconocido, nadie había llegado a buscar a algún familiar o amigo desaparecido en ese centro de veraneo.

Entre viernes y lunes de la semana que recién concluyó tres capitalinos se ahogaron en Xiloá, El Trapiche y San Diego, jurisdicción de Villa El Carmen.

Por tratarse de una persona desconocida, EL NUEVO DIARIO, publica inserta la fotografía del rostro del joven, con el propósito de que sus familiares puedan reconocerlo.