•   Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El joven José David Parrales Ramos, habitante del departamento de  Carazo, hoy fue declarado culpable de homicidio imprudente por manejar en estado de ebriedad y de manera temeraria, ocasionando un accidente en el cual falleció la joven Everhina Mendieta Quintero, novia del acusado.

Según la acusación del Ministerio Público, el accidente se registró el pasado seis de junio, en la vuelta conocida como la Senovia, en San Marcos, Carazo.

La víctima falleció once días después producto de un trauma craneoencefálico, en el hospital Antonio Lenín Fonseca.

La juez Ana Mercedes Ramos, representante del juzgado de distrito penal de juicio de la ciudad de Diriamba, Carazo, programó la lectura de sentencia para el próximo Jueves 19 de octubre, a la una de la tarde.

Por su parte, Dionisio Parrales, representante del Ministerio Público, pidió la pena máxima de ocho años de prisión y espera que se revoque el derecho a conducir del acusado.

Luis Cuadra, abogado defensor, informó que esperarán la lectura de sentencia para recurrir a una apelación de reducción de condena. 

“Sabíamos que se tenía que hacer justicia, como familia dolida lo hicimos para sembrar un precedente, quizás con esto los jóvenes piensen mejor antes de actuar, quizás algún día su familia me lo agradezca por ayudarles a dar una lección a su hijo y ayudarlo a corregir sus malos actos, yo a mi hija nunca más la volveré a ver, el dolor y vacío en nuestros corazones perdurará para siempre", añadió Everest Mendieta, padre de la víctima.

La jueza, por su parte, ordenó el traslado del acusado, José David Parrales Ramos, hacia la estación policial de la ciudad de Jinotepe, Carazo.