•   Corinto, Chinandega, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Ayuda humanitaria para repatriar a una coterránea es un movimiento que se formó en el municipio de Corinto y que pide a la ciudadanía de ese puerto mostrar su solidaridad a favor de una joven migrante, quien fue atropellada y ahora está postrada en una cama, sin poder hacer nada por ella misma ni por su hija, de apenas un año de edad.

Katherine Estefanía Ordoñez Gómez, de 23 años, es la mujer de Corinto que decidió probar suerte en otro país, en vista de que no encontraba trabajo en Nicaragua.

Ordoñez Gómez cuando viajó a México iba embarazada.

La mujer encontró trabajo en una tienda en Tapachula, un sitio fronterizo entre México y Guatemala, donde ayudaba en el negocio de abarrotes.

Así está Katherine Estefanía Ordóñez Gómez en México, tras sufrir un accidente de tránsito. Carol Munguía/ENDHace 15 días, Ordoñez Gómez salió a comprar un pote de leche en polvo para su hija, pero resulltó arrollada por una motocicleta, cuyo conductore se dio a la fuga. Por ahora, en Corinto no hay datos precisos de los hechos ni se conoce si el conductor está detenido.

Quiere regresar

La noticia del accidente sorprendió a su madre, Rosa Gómez, quien vive del antiguo México Bar, cuadra y media abajo, en el puerto.

“Mi hija me pide que la llegue a traer, que tiene una deuda con su patrona de US$ 700, pero yo soy muy pobre y no tengo ni pasaporte”, dijo la afligida madre, quien asegura que los gastos de repatriación son muy caros.

La patrona de Ordoñez Gómez, de origen guatemalteco, contó a Rosa Gómez, vía telefónica, que la mujer está hospitalizada desde el momento del accidente, primero estuvo en Cuidados Intensivos, porque tuvieron que intervenir en la cabeza y sufre fracturas en una de sus extremidades.

“En México, como en cualquier país, cobran por los servicios médicos. Esa señora se está haciendo cargo de la tutela de mi nieta y los gastos van subiendo, por lo que mi hija me suplica que llegue por ella”, dijo Gómez.

Piden ayuda

En comunicación directa con Ordoñez Gómez, se supo que está en recuperación. Es por eso que se formó el Comité de ayuda para esta mujer corinteña.