•   Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Tres sujetos armados penetraron ayer a la vivienda de una familia originaria de la zona costera de Casares, en Carazo, y encañoraron a tres personas, pero al no poder robar huyeron y se llevaron como rehén a un menor de ocho años, a quien abandonaron a una cuadra, debido a persecución de los vecinos.

Según Johana Mendieta Prado, madre del menor, los tres sujetos entraron primero por un callejón, de forma sospechosa, para ingresar luego a su vivenda.

"Mi hijo Holman Calero Mendieta, de veinte años, venía en el callejón y me dijo que tres hombres estaban frente a la casa y que se miraban sospechosos, yo salí y los hombres ya tenían a mi hijo con la pistola en la espalda y a mí me dijeron que no diera un paso más", relató la mujer.

"Entonces, nos encerraron en la casa a mi hijo de 20 años, a mi hija y a mí, el niño andaba jugando en la calle, pero al ver mis vecinas que nos encerraron, llamaron a la policía. Los hombres al escuchar eso salieron corriendo, se pasaron llevando al niño y se lo llevaban, pero la gente les dio persecución", agregó Mendieta.

Melvin Calero, tras ser detenido en Carazo. Tania Narváez/endPor su parte, Eloísa Díaz Mendieta, explicó que no pudo ver el rostro de ninguno de los sujetos, porque los tenían boca abajo y amenazados con una pistola. Al huir, los criminales lograron llevarse dos teléfonos celulares y una cadena.

La Policía Nacional logró capturar a uno de los  sospechosos, identificado como Melvin Calero, de cincuenta años de edad, en la comunidad de Huehuete, cuando iba en una camioneta blanca, placa CZ 11455, la cual fue reconocida por el menor.

La zona se encuentra debidamente resguardada y agentes de inteligencia de la Policía Nacional investigan el caso y tratan de dar con el paradero de los otros sospechosos.