• |
  • |
  • END
Juicio para celoso parricida frustrado
“Si no sos mía entonces no vas a ser de nadie, de mí no te vas a burlar”, supuestamente le dijo Omar Rizo Vílchez, de 27 años, a su ex mujer, Xiomara Adilia Ortiz, de 25 años, antes de apuñalarla, delito por el cual enfrentará juicio oral y público sin jurado, el próximo 15 de mayo, mientras tanto el imputado permanecerá en prisión reflexionando por qué se enceló tanto por una mujer con la cual sólo había convivido cuatro meses. Para el defensor público, Orlando Choza, la causa no debió haber sido elevada a juicio porque ninguno de los testigos que presentó la fiscal Blanca Rosa Calero para ir a juicio vio a su defendido agredir a Ortiz, y por el contrario, la única persona que supuestamente los vio discutir antes de los hechos fue la hermana de la víctima, Noelia Ortiz, quien no fue ofrecida como testigo. Sin embargo, la jueza suplente Quinto Penal de Audiencias, Karla de la Asunción García, explicó que la testifical de la víctima y el dictamen médico legal suscrito por la forense Mirna Rodríguez, arrojan suficientes indicios para presumir que Rizo es el posible autor del homicidio frustrado. Ortiz revelará en juicio, que el 29 de agosto de 2008 estaba en la casa de su hermana, en Ciudad Sandino, cuando llegó su ex marido, discutieron por celos, luego se fueron juntos a la casa en la que ambos convivieron, y cuando ella se estaba quitando la ropa y colgándola sobre un mecate, Rizo le habría propinado dos puñaladas en la espalda, la quiso asfixiar con una toalla, luego le dio dos estocadas en el cuello y le hizo otras heridas en la mejilla izquierda, en la oreja derecha y región lumbar, confirmó la forense. Durante todo ese tiempo la víctima suplicó y luchó con su agresor, pero fue cuando éste aparentemente le dijo que si no era de él no sería de nadie, pasaje recogido en el expediente 10,686-09.

Prisión para supuestos asaltantes de parada
Porque aparentemente se dedican a “desvalijar” a los pasajeros que esperan la ruta 112 frente al edificio de la Cancillería, en Managua, fueron remitidos ayer a juicio oral y público, por robo agravado y portación ilegal de armas, Lenin Antonio Bonilla y Carlos Enrique Martínez. Las víctimas son el Estado, César Domínguez, Scarleth del Socorro Chavarría, Roberto José López y Scarleth García Loáisiga. Todos ellos estaban esperando bus el 15 de marzo, a las siete y media de la noche, en el lugar antes descrito, cuando Bonilla supuestamente sacó un fusil Ak de la mochila que portaba y ordenó a las víctimas que entregaran todos los objetos de valor que portaban, luego ambos acusados se dieron a la fuga, pero minutos después los asaltados los vieron pasar en la tina de la patrulla de la Policía número 205, los reconocieron y denunciaron. El juicio será el 14 de mayo, mientras tanto los sospechosos permanecerán detenidos.