•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Son tres y no dos los delitos por los cuales deberá responder en juicio un carpintero acusado de haber agredido sexualmente a su hija de 13 años seis veces entre los años 2015-2017.

Así lo decidió este martes el juez Edén Aguilar, quien al remitir a juicio al acusado de iniciales D.A.CH.F estableció que este deberá responder por los delitos de violación agravada, abuso sexual y violencia psicológica.

En el juicio programado para el próximo 30 de noviembre, la Fiscalía podrá aportar como prueba el dictamen médico legal, el cual confirma la agresión sexual, según lo dispuesto por el juez Tercero Especializado en Violencia de la capital.

El ente acusador también podrá aportar como prueba en el juicio la valoración psicológica que certifica el daño psíquico que sufrió la víctima derivado de las cinco violaciones y el abuso sexual que presumiblemente sufrió la menor a manos de su padre.

Hombre admite que violó a su sobrina

En el expediente judicial ya rola el testimonio de la víctima, quien en una audiencia de prueba anticipada celebrada hace una semana incriminó a su progenitor, diciendo: “Mi papá me tocaba”, cuando fue preguntada si su padre la ultrajaba sexualmente.

En la audiencia inicial, Elías Soto, abogado defensor del carpintero, alegó que no existe claridad en la relación que exige entre los hechos acusados y el intercambio de información y prueba ofrecido por la Fiscalía.

Al final de la audiencia, el juez Edén Aguilar también ratificó la prisión preventiva para el reo quien deberá descontar 36 días más en la cárcel mientras llega la fecha de su juicio.