•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) reformó parcialmente la sentencia condenatoria de la Sala Penal I del Tribunal de Apelaciones Managua, para dos de los 17 sentenciados por delitos de narcotráfico en el caso conocido como Fariñas-Osuna.

En su resolución los magistrados de la Sala Penal Supremo Tribunal, no da lugar a los recursos de casación interpuestos por los abogados defensores de los otros 15 condenados.

Entre los sentenciados a quienes la CSJ les ratificó la sentencia condenatoria está el exmagistrado suplente del Consejo Supremo Electoral, Julio César Osuna, quien actualmente  permanece con arresto domiciliar, por recomendación médica.

Los magistrados de Corte Suprema, también confirmaron las sentencias condenatorias para Henry Fariñas Fonseca y sus hermanos Pedro Joaquín y Karla Fariñas.

Los únicos reos a quienes la CSJ les reformó la sentencia son María Isabel Rayo Orellana y Guillermo Blandón Cerda.

En el caso de María Isabel Rayo la CSj le absolvió por el delito de crimen organizado, por el cual estaba sentenciada a cinco años de prisión, pero le confirmó la condena de dos años y seis meses por falsedad ideológica, pena que ya cumplió y por lo cual en la misma sentencia se ordena su libertad.

En el caso de Henrry Ramón Bermudez, quien estaba condenado a 10 años de encierro, por crimen organizado y lavado de dinero, la CSJ lo absolvió del delito de lavado de dinero y le confirmó los cinco años de prisión por el ilícito de crimen organizado. En este caso también fue ordenada la libertad de los condenados.

Henry Fariñas y Julio César Osuna, eran los cabecillas de una célula narco jefeada en Centroamérica por el costarricense, Alejandro Jiménez, alias "El Palidejo", preso en Guatemala por el crimen de cantautor Facundo Cabrales.

En la etapa de investigación la Policía descubrió que a " El Palidejo" le otorgaron de manera fraudulenta una cédula de identidad nicaragüense haciéndolo aparecer como ciudadano originario de Tipitapa.

Los reos a quienes la CSJ les confirmó la condena están sentenciados entre los 10 y 23 años de prisión por transporte internacional de estupefaciente, lavado de dinero y crimen organizado.