•   Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una maestra del colegio San José, del municipio de Buenos Aires, en el departamento de Rivas, ha sido denunciada esta semana por supuestamente cometer maltrato físico contra una alumna de 10 años, a quien le habría halado las orejas.

El caso ya es del conocimiento de las autoridades policiales de este municipio, la dirección del centro escolar y del Ministerio de Educación (Mined), quienes en coordinación con padres de familia de la niña buscan dar una solución oportuna y justa a la denuncia.

Carmen María Fuentes Paso, madre de la niña, aseguró en su denuncia -interpuesta ante la policía bonaerense- que la profesora Yadira Jiménez, de 54 años, le ocasionó lesiones en ambas orejas a su hija, cuándo decidió hacerle un fuerte llamado de atención con sus manos.

El incidente ocurrió supuestamente a la 11:30 a.m. del 23 de octubre, cuando la niña -quien cursa quinto grado- no presentó los resultados de unas tareas que había orientado su profesora, quien decidió llamarle  la atención con un halón de orejas.

“Mi hija está es un poco lenta en clases y la profesora se molesta y me la regaña constantemente, pero en esta ocasión se extralimitó y con el halón de orejas le causó cortes en  la piel con las uñas y ahora la niña tiene temor de ir a la escuela por temor a sufrir agresiones y/o ser víctima de bullying”, relató.

La profesora Jiménez se defendió de las acusaciones hechas por los padres de la niña, pero a la vez reconoció que en un momento de desliz tomó de las orejas a la menor, para señalarle que había incumplido con las tareas. 

“Yo conozco a la abuela materna de la niña y a sus padres y le he tenido aprecio, como al resto de alumnos y reconozco que le halé la orejas, pero han exagerado el caso porque en ningún  momento me le he guindado, ni tampoco le causé las lesiones que muestran fotografías”, detalló.  

Añadió que al iniciar el año escolar la  abuela le manifestó que la niña era desobediente y desordenada y que perfectamente podía corregirla y hacerle llamados de atención y que no se iba a enojar.

“Posteriormente, la mamá también llegó al colegio a decirme lo mismo y me confié en sus palabras y en medio de mis problemas que tengo con un hijo en un hospital de Managua, pasó este haloncito de oreja, al ver que la niña no cumplía con tareas asignadas desde hace tres meses”, relató.

Por su parte, la directora del colegio Sor Alba Lila Herrera, confirmó que en coordinación con el Mined están tomando las medidas pertinentes del caso y que una de las alternativas ya analizadas es brindar apoyo psicológico a la niña y trasladarla a otro grado y aclarar lo sucedido.