•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El juez Décimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, Carlos Solís, ha remitido a oral y público a cuatro de los siete involucrados en el secuestro y posterior asesinato del comerciante Dervin Sobalvarro Baldelomar, ocurrido el 4 de septiembre.

Los acusados remitidos a juicio son: Roberto Miranda Martínez, Miguel Calderón Navas, Miguel Suazo Valdez y el expolicīa, Winston Loáisiga Requene.

A petición de la fiscal auxiliar, Fabiola Mendoza, el juez de audiencia ha ratificado la prisión preventiva para los cuatro indiciados.

En la audiencia inicial estuvieron presentes Belkis Chang, viuda del comerciante asesinado, así como los hermanos, quienes por primera vez han tenido de frente a los sospechosos del crimen.

Belkis Chang, quien permaneció serena la mayor parte del tiempo, solo rompió su silencio cuando uno de los abogados defensores pidió el arresto domiciliar para uno de los acusados.

"Pido el arresto domiciliar para mi representado por ser papá de dos niños menores", expresó el abogado de Winston Loáisiga, a lo que Belkis Chang reacionó diciendo: "Dervin (también) tenía dos hijos".

En el juicio, cuya fecha será establecida próximamente, los acusados responderán por los delitos de robo agravado, secuestro simple y asesinato.

Sobalvarro desapareció la noche del 4 de septiembre. Su cuerpo sin vida fue encontrado en Esqipulas, el 18 de octubre.

De acuerdo con las investigaciones, a Sobalvarro lo mataron poco después de que lo secuestraron.

Por el caso, hay siete sospechosos, de los cuales 4 están detenidos.

La Policía Nacional luego divulgó que la banda delincuencial que robó y asesinó Sobalvarro Baldelomar está vinculada a otros dos asesinatos ocurridos recientemente: el asesinato de un policía que cuidaba la casa de la expresidenta VIoleta Barrios de Chamorro y el de un caponero.