•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En la cárcel deberá esperar juicio el sujeto de iniciales J.P.M quien entre los años 2002-2003 violó a su hija dos y hasta tres veces por semana cuando la víctima tenía nueve años, según la acusación radicada en el Juzgado Tercero Distrito Penal Especializado en Violencia de Managua.

La acusación del Ministerio Público señala que el hombre, de 39 años, obligaba a la niña a tener relaciones sexuales amenazándola con matarla a ella y a su madre, si lo delataba.

“¿Papá por qué me haces esto?", habría dicho la entonces niña a su padre, la primera de las muchas ocasiones que la violó, y de manera despiadada el hombre le habría respondido: “vos solo dejate, porque si no te mató”.

Las violaciones a la entonces menor edad a mano de su progenitor, quien laboraba como cuidador de una finca,  se repitieron muchas veces cuando la mamá de la pequeña estaba fuera de la casa, según relata el escrito acusatorio.

Vuelve el calvario

Cansada de las agresiones sexuales de su padre, la victima hizo vida marital con un joven en el año 2010, pero cinco años más tarde (2015) se separó de su pareja y tuvo que regresar a la casa de sus progenitores, donde se reanudó el calvario.

La noche del 8 de septiembre del 2015, cuando la víctima dormía en su habitación,  el padre de la mujer llegó y procedió a manosearla, además de exigirle que se saliera al patio bajo la amenaza de matarla sino le obedecía.

Una vez estando en el patio, el progenitor de la  joven le habría exigido tener relaciones sexuales, diciéndole que él tenía muchos deseos de estar con ella “porque hace mucho tiempo no tenía nada”.

El Ministerio Público respalda la acusación de la mujer con base en un dictamen médico legal que confirma el ultraje sexual a la víctima, el testimonio de la joven y de su progenitora, además de un dictamen de sicología forense.

El análisis  sicológico indica que la víctima está afectada y que requiere de asistencia médica especializada urgente y por tiempo indefinido.

El juez Edén Aguilar, quien dictó la prisión preventiva para el presunto violador, programó juicio oral y público para el próximo 30 de noviembre a la nueve de la mañana.

La reciente  reforma penal que entró en vigencia hace tres meses castiga con pena de 20 a 25 años de prisión a quienes son encontrados culpables del delito de violación agravada.