•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Al busero Luis Munguía, de Managua, no le salieron bien sus buenas intenciones. Ayer, cuando intentaba frenar el robo de un celular, sacó su arma, disparó tres veces al delincuente, pero una de las balas impactó a un vendedor de caramelos, quien era ajeno a todo lo que ocurría.

Munguía conduce una unidad de bus de la ruta 159 en Managua y cuando ayer descubrió que a una pasajera le robaban el celular, no dudó en tomar acciones para evitar el delito.

El hombre sacó su arma y disparó, pero hirió a una persona inocente.

“!Ay, me pegaron!”, dijo Jairo Isaac Velásquez Molina, de 32 años, el vendedor de caramelos afectado.

Una vecina del sitio donde ocurrió el incidente, del Palí P del H, una cuadra y media al lago, dijo que al inicio pensó que se trataba de triquitracas.

"Pero cuando oigo la bulla, miré a todos los vecinos con el muchacho, el cual estaba herido casi en el riñón”, narró la mujer.

Munguía usó un arma calibre 38 para enfrentar al delincuente, quien huyó.

En tanto, los vecinos de la zona auxiliaron al vendedor de caramelos, llevándolo a un hospital para que recibiera atención médica.

La Policía Nacional inspeccionó la escena del incidente e inició la búsqueda del conductor, quien en un primer momento, también había huido del lugar.

Al final, Munguía fue retenido de los semáforos de la Clínica Santa María, una cuadra arriba y le ocuparon el arma como parte de las pesquisas.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus