•  |
  •  |
  • END

Violento fue este Domingo de Ramos, porque la Cruz Roja Nicaragüense reporta cuatro personas ahogadas y siete rescatadas con vida, en los balnearios del Pacífico de Nicaragua.

La primera víctima fatal se reportó en Masachapa y fue identificada como Franklin Úbeda Espinoza, de 26 años, quien supuestamente no acató las orientaciones de los cruzrojista y se introdujo en el estero, una zona que no estaba siendo cubierta por los salvavidas.

José Daniel Lechado, jefe de playa en Masachapa, manifestó que a Úbeda ya le habían hecho varios llamados de atención, pero no hizo caso.

“Estaba fuera del límite de playa, además por orientaciones de las autoridades de salud no podía bañarse en el estero, porque está contaminado con heces fecales, y aparentemente andaba en estado de ebriedad, lo que provocó el fallecimiento”, comentó Lechado.

Por su parte los cruzrojistas asignados a Pochomil reportaron dos ahogados: Bismarck Centeno Mejía, de 15 años, y el otro joven sólo identificado como Álvaro, de 18 años.

Debido al excesivo consumo de licor de algunos veraneantes, que no acatan orientaciones, el trabajo de los miembros de Cruz Roja en este inicio de la Semana Mayor ha sido arduo, pero lograron rescatar con vida a siete personas en Masachapa y Pochomil.

Dos adolescentes, Pedro Danilo López, de 16 años, Carlos González Morales, de 15 años, y Juan Carlos Ciezar, de 26 años, Simón Jarquín, de 38 años, José Pérez, de 36 años, Mario Romero Suárez, de 19 años, y Alonso Romero, son los que vivieron para contar “el cuento” de su rescate.

Por el mismo consumo de licor, la Cruz Roja en Pochomil tuvo que atender a varias personas por intoxicación alcohólica y buscar a sus hijos extraviados.

En el balneario de San Diego, Walter Puerto, jefe departamental de Cruz Roja Nicaragüense, manifestó vía telefónica que a las ocho de la mañana se ahogó Derling Francisco Ortiz Cruz, de 20 años.