Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA
Con el corazón partido, literalmente, murió Carlos Enrique Correa Jiménez, de 35 años, originario de Managua, según informaron las autoridades policiales.

El hecho se registró en las primeras horas de la noche del lunes, en la comarca Las Joyas, municipio de Darío, cuando la víctima y su victimario, Francisco Pravia Martínez, de 20 años, comenzaron una fuerte discusión que terminó hasta que el joven le asestó la estocada fatal al capitalino, que habitaba en el anexo a Jardines de Veracruz. Luego, el homicida se dio a la fuga.

Vecinos del lugar trasladaron al herido al Hospital Regional “César Amador Molina”, en un intento por salvarle la vida, sin embargo fue en vano, pues falleció antes de llegar al centro asistencial.

El forense que atendió el caso señaló que Carlos Enrique falleció a consecuencia de insuficiencia respiratoria aguda provocada por la herida recibida. Mientras, la Policía continúa investigando el paradero del homicida para que pague por el delito cometido.

Intoxicado con medicinas

Otro que perdió la vida, pero por intoxicación con medicamentos, es el ciudadano Juan Dionisio Hernández García, de 32 años, quien habitaba en Ciudad Darío, de la alcaldía municipal 25 varas al oeste, según reportó la Policía de ese municipio.

Las investigaciones realizadas señalan que Juan Dionisio estaba enfermo, por lo que le habían recetado un medicamento pero al tomarlo éste le provocó un paro cardíaco que terminó con sus existencia. Se desconoce qué tipo de fármaco fue el que tomó y quién se lo recetó.

Mientras que en el municipio de Muy Muy, tres hermanos fueron a parar al centro de salud de la localidad, después de que fueran atacados a puñaladas por el sujeto Absalón Castellón, de 18 años, quien andaba bajo los efectos del licor.

La Policía aseguró que los tres hermanos, Walter, Julio César y otro menor, se movilizaban por el barrio “Raymundo Urbina”, ubicado en la entrada al Instituto Agropecuario “Santiago Baldovino”, cuando fueron interceptados por Castellón, quien después de un breve intercambio de palabras los atacó a cuchilladas para después escapar sin dificultad.

Los tres hermanos fueron trasladados al centro de salud de la localidad, donde ya se encuentran fuera de peligro.