Máximo Rugama
  •  |
  •  |
  • END

ESTELÍ
Un plan especial que contempla el involucramiento de productores, miembros de las Comisiones Sociales de Prevención del Delito y líderes comunitarios inició la Policía del municipio esteliano de Condega, para prevenir y enfrentar el robo de ganado, que ha experimentado un sensible incremento.

La Policía se encuentra preocupada y sigue las pistas de lo que podría ser un grupo de robaganado, ya que sólo durante las últimas semanas, al menos seis reses han sido sacrificadas por maleantes. En los potreros, los dueños sólo encuentran la osamenta y el cuero de los animales.

Los abigeos sacrifican las reses, sin importarles el estado en que se encuentran, sobre todo las vacas y las vaquillas, y todo hace indicar que son originarios de la misma zona y que venden la carne de ganado sin ningún control higiénico sanitario en otras ciudades.

El capitán Eddy Peralta, jefe de la Policía en el municipio esteliano de Condega, dijo que tal situación le mantiene preocupado, ya que nunca se había registrado una ola de robo de ganado como la actual.

En menos de una semana tres vaquillas enrazadas les fueron sacrificadas por los maleantes a los productores Néstor Castellón y Efraín Gutiérrez. En un potrero de la comunidad La Lima, los delincuentes sólo dejaron los huesos y la piel de las vacas que destazaron.

Similar situación ocurre con los robos con fuerza y los daños a la propiedad, por lo que señaló que durante las vacaciones de la Semana Santa las autoridades policiales incrementarán sus labores de prevención y enfrentamiento del delito.