•   Carazo  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Los siete acusados por el delito de femicidio en perjuicio de la joven Ana Carolina Granera de 18 años, originaria de la ciudad de San Marcos Carazo, fueron presentados en audiencia especial, en el Juzgado de Distrito Penal de Audiencias Especializado en Violencias de la ciudad de Diriamba.

Dos de los involucrados en el crimen de la joven y que están siendo acusados por “encubrimiento y omisión del deber de impedir el delito”, fueron presentados por la Fiscalía como testigos claves del femicidio. 

Dos de los involucrados en el crimen de la joven están siendo acusados por “encubrimiento y omisión del deber de impedir el delito.Abraham Alexander Quiroz Mercado y Jairo José Umaña Potoy declararán como testigos del crimen este próximo nueve de enero en el juicio oral y público.

El acusado por el femicidio de la joven es Jonathan Yamil Sánchez García de 19 años.

Josué Luis Garcia Mercado, Nelson Rojas García,  Erlin Narváez Jarquin y José Napoleón Díaz Cano, también están siendo acusados por “encubrimiento y omisión del deber de impedir el delito”, al igual que los otros dos testigos antes mencionados.

Yadira Córdoba, abogada de Jonathan Yamil Sánchez García, principal acusado del delito de femicidio, alega la inocencia de su defendido.

"Son dos los detenidos los que ahora van como testigos, creo que es una estrategia de la Fiscalía, pero sigo diciendo que mi defendido no fue ese día al mar, por lo tanto es inocente, además estos dos hombres dicen que vieron pero de largo, en ningún momento mencionan el nombre de Jonathan Yamil Sánchez García, tenemos las pruebas suficientes para demostrar que él no es culpable y lo vamos a probar en el juicio", alegó Córdoba.

Ana Carolina Granera, fue encontrada muerta en las costas de Casares el pasado 22 de octubre, doce horas después de haber desaparecido.

Martha Lorena Granera, madre de la víctima, expresó que no se ha sentido muy bien y que lo único que pide es justicia, porque la muerte de su hija no puede quedar impune.

"La verdad no pude escuchar nada en la audiencia, me sacaron de la sala, lo único que pido es justicia, porque la muerte de mi hija no se va a quedar impune, ellos tienen que pagar por lo que le hicieron", expresó Martha Lorena Granera a su salida del juzgado.