•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En un hecho calificado como un milagro o prueba divina por algunos vecinos que prefirieron no identificarse ni hacer juicios sobre las causas, un niño recién nacido que estuvo tirado en una letrina logró sobrevivir varios minutos entre la inmundicia, hasta ser rescatado por los bomberos.

El niño, que según las autoridades han determinado es hijo de la joven Rosa Inestroza, quien recién acaba de cumplir 25 años, fue sacado por especialistas de la Dirección General de Bomberos de en medio de la inmundicia de una letrina de aproximadamente tres metros de profundidad.

De acuerdo con fuentes médicas del hospital regional San Juan de Dios de Estelí, el bebé ya había cumplido los nueve meses de gestación, por lo que el parto o nacimiento era de tiempo.

Las autoridades policiales, luego de los hechos, trasladaron a la mujer y al bebé al hospital de Estelí para que recibieran tratamiento.

Personas creyentes han bautizado al bebé como Jesús.

También hicieron referencia al hecho de que el barrio, fundado hace unos 20 años por familias religiosas, se llama “Dios Proveerá”.

La progenitora del niño es una madre soltera que por primera vez tiene hijo y la casa donde vivía es propiedad de su cuñado.

Los bomberos, luego de rescatar a la criatura, lo lavaron y posteriormente llevaron al hospital, donde quedó en la Unidad de Cuidados Intensivos.

La madre habría señalado ante las autoridades que cuando realizaba sus necesidades fisiológicas le llegaron los dolores de parto y se le desprendió la criatura.

Agregó que desconocía si el bebé estaba muerto o vivo y por eso no comunicó a su hermana y a su cuñado lo sucedido.

Al escuchar los llantos, los vecinos supuestamente se percataron de que el niño estaba en el fondo de la letrina.

En horas de la noche de este este viernes se dio el hallazgo. La Policía de Estelí se presentó al lugar y mantienen bajo investigación a la madre.

Las autoridades policiales no han brindado una versión oficial al respecto. La mujer vivía posando en la casa de su cuñado y trabajaba en una empresa.

Dirigentes de la Red de Mujeres, entre ells Belky Reyes, coordinadora de la oficina de la Red de Mujeres del Norte Ana Lucía, señalaron de forma directa que no justifican a nadie que atente contra de la vida de otra persona, y pidieron que la madre sea sometida a tratamiento psicológico.

De igual forma, llamó a los distintos sectores a evitar hacer juicios a priori e invitó al Ministerio de la Familia a jugar un papel determinante para proteger la salud y vida del niño.

Por su parte, la profesora Coralia García, quien es psicóloga clínica y coordinadora de la Clínica de Atención Especializada en psicológica de la sede Estelí, de la Universidad Internacional de la Integración Regional de América Latina, dijo que si la aludida y sus familiares lo solicitan el personal de esa instancia está dispuesto a apoyarles con terapia.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus