•   Diriamba, Carazo, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Miguel Ángel Gutiérrez Valverde, el anciano de 74 años de edad que murió atropellado cerca del semáforo del estadio Dennis Martínez, en Managua, era el sostén de su esposa y de una hija con discapacidad, informaron hoy sus familiares poco antes del sepelio.

Gutiérrez Valverde era originario de la comarca San Gregorio Los Ángeles, jurisdicción de la ciudad de Diriamba, Carazo, y murió en un hospital de Managua, tras ser brutalmente catapultado por el conductor de un vehículo liviano.

El lamentable hecho se registró en los semáforos ubicados cerca del estadio de beisbol Dennis Martínez, en Managua, cuando el anciano, quien usaba bastón, iba a cruzar la calle.

En ese momento, el conductor de un carro color verde oscuro, placa M 131279, impactó al anciano, quien literalmente salió volando por los aires, de acuerdo con el video difundido por un medio de comunicación.

Hasta el momento no se conoce la identidad del conductor del vehículo, pero ya se encuentra tras las rejas en el distrito uno de la capital.

Familiares de la víctima refirieron que él  tenía más de 40 años de dedicarse a la compra y venta de estufas, por lo que a diario viajaba sólo al mercado Oriental, en Managua.

Al momento del accidente de tránsito, Gutiérrez Valverde ya había culminado con su labor.

"Mi papá era un señor muy trabajador, él vendía sus estufas diario en el mercado Oriental, él era el único sustento de mi mamá y una hermana que es discapacitada, nosotros nos dimos cuenta por medio de las noticias y luego una tía nos llamó que mi papá era el accidentado, lo reconocimos por su bastón y su saquito que él caminaba", dijo Lucía del Carmen Gutiérrez.

Por su parte, Paula Petronila Gaitán, de 70 años de edad, viuda de Gutiérrez Valverde, con quien procreó 12 hijos, pide que se haga justicia.

"Yo vi en el vídeo que mi viejito venía pasando la calle y un carro del primer carril se detuvo porque la luz se puso roja, pero ya a punto de cruzar el segundo carril, el chofer del otro carro venía a toda velocidad y no se detuvo, me lo tiró por los aires, me le quebró sus dos piernas, un brazo y en su cabeza llevaba muchos golpes, porque quebró el vidrio", relató Gaitán.

Además, indicó que de nada le sirve que el responsable esté tras las rejas, si al final Gutiérrez Valverde está muerto.

Gaitán dijo que sería bueno que el autor del accidente de tránsito llegara a un acuerdo para dar una ayuda mensual para la manutención de ella y de su hija, quien sufre discapacidad.

"Que me ayude, porque mi viejo era el único que trabajaba para darme mi comida y medicinas, al igual que a mi hija, los gastos del funeral lo hemos cubierto nosotros como familia y también queremos que aparezca la cartera de mi esposo, donde andaba cinco mil córdobas de la venta del dia y todos sus documentos", añadió la desconsolada anciana.

La víctima fue sepultada esta tarde en el cementerio de la comunidad de San Gregorio.