•  |
  •  |
  • END

Pastora Ortega Huete, propietaria del Hotel de Paso King Color, situado detrás del Colegio Bautista, se quejó de la inoperancia de la Policía del Distrito Cuatro, porque no ha podido capturar a tres ex trabajadores de su establecimiento, que se le han metido a robar en dos ocasiones.

Erving Rugama, alias “El Gato”; Yolanda Méndez Lira, originaria de Boaco, y Danilo Jarquín, son los tres acusados por la señora Ortega, quien refiere que, en total, estas personas le han sustraído 45 mil córdobas, 150 dólares, cuatro televisores de distintos tamaños, una pistola de su propiedad y otros artículos, y pese a que están plenamente identificados no han sido capturados.

El primer hecho ocurrió el 27 de noviembre pasado, cuando los sospechosos aún laboraban para el hotel, y aprovecharon que quedaron solos para abrir la caja fuerte y llevarse parte del menaje de las habitaciones.

El hospedaje fue abandonado por el trío, y doña Pastora sólo supo lo ocurrido hasta el día siguiente, cuando lo primero que vio fue un reguero de botellas de cerveza y de otro tipo de licor, lo que le dio indicios de lo que iba a confirmar.

Después de hacer el inventario se dirigió a la casa de la mamá de “El Gato”, quien trabajaba como vigilante en su local, y le preguntó por éste. La madre de Erving Rugama, en una actitud totalmente encubridora, dijo que no lo había visto.

A los otros dos trabajadores trató de localizarlos por medio de sus celulares, pero nunca contestaron, por lo que no le quedó la menor duda de que eran los autores del hurto y los denunció ante la Policía.

Pero no se había resuelto el primer hecho, cuando ocurrió el segundo, esta vez cuando se encontraba otro trabajador a cargo del hotel. En esa ocasión se llevaron varios aparatos electrónicos y 1,300 córdobas en efectivo.

“Es demasiada casualidad que pocos días después de que ellos dan el primer golpe, llega un sujeto en un taxi con la misma descripción de ‘El Gato’”, relata la señora Ortega.

La denunciante pide a la Policía que agilice la respuesta para sus denuncias, pues ella tiene temor de que los ladrones sigan incursionando en su hotel, ya que lo conocen perfectamente bien. De igual manera, solicita a las personas que conozcan del paradero de sus ex trabajadores, que le informen al teléfono 250-9590, entregará gratificación a quien conduzca a la ubicación de estos delincuentes.