•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

A primera hora de la mañana de este lunes, primero de enero de 2018, podrían presentar ante el juzgado de distrito penal de audiencia de Matagalpa al sujeto identificado como Freddy Cruz García, quien es el principal sopechoso de la masacre de una familia en la comarca El Martillo número uno, ubicada en las faldas del Cerro Musún.

El múltiple asesinato, que incluye a dos niñas, ocurrió entre la noche del 28 de diciembre y madrugada del 29.

Las primeras investigaciones señalan que Freddy Cruz García, después de asesinar al pequeño productor Valerio Escoto Garzón; a su esposa, Adela López Guzmán; y a las dos menores de 10 y 9 años, una hija del matrimonio y la otra sobrina de Valerio, se dio a la fuga hacia la comarca Caño Blanco, en el municipio de Rancho Grande, lugar donde fue capturado por tropas del VÍ comando militar del Ejército de Nicaragua y de la Policía Nacional.

El supuesto asesino, de quien se asegura ha confesado el crimen, ha sido trasladado a la Policía de Matagalpa, donde ya pasó a manos del Ministerio Público para que responda por el crimen cometido y se espera que este lunes se realice la audiencia preliminar.

Debe destacarse el rápido trabajo de la Policía y de los órganos de inteligencia que permitieron la captura del principal sospechoso de ser autor intelectual y material del crimen.

Se conoce que Cruz García era trabajador de la víctima y a la hora de la captura estaba bajo los efectos de las drogas.

Los cuatro cuerpos fueron descubiertos la mañana del 29 de diciembre.

Los dos adultos estaban dentro de la casa y junto a ellos había un garrote ensangrentado.

Fuera de la vivienda estaban las dos menores de edad. Se presume que una de ellas resultó estrangulada.

El padre de Escoto Garzón dijo desde un comienzo que cree que el crimen fue para robarle unos 40 mil córdobas al pequeño productor, quien había vendido un café.

La Policía investiga las causas del crimen.