•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El niño Cristhofer Ariel Martínez, de 2 años, falleció hoy de manera trágica cuando cayó a una letrina de 7 metros de profundidad, en el Barrio Germán Pomares, de la ciudad de Masaya.

Jaime Martínez, padre del menor, relató: “Todo estaba bien, pero de pronto notamos que el niño no estaba en la casa, eso nos pareció muy raro, porque él siempre anda jugando, al ver su ausencia empezamos a buscarlo, se nos fue muy difícil poder encontrarlo, ya que no escuchábamos ningún ruido, ni teníamos ninguna pista de donde estuviera”.

A este hospital llevaron al niño en Masaya. Katherín Chavarría/END“Lo último que hicimos fue buscar dentro de la letrina, al asomarnos lo primero que vimos fue unos de sus piecitos, entonces rápido procedimos a sacar su cuerpo, ya cuando logramos extraerlo, lo trasladamos al hospital, pero lamentablemente ya no pudo hacerse nada”, comentó llorando el padre del menor.

Cuando los familiares del pequeño notaron que no estaba por ningún lado, alertaron a los vecinos para buscarlo, pero todo era muy tarde.

José Fajardo, médico de emergencia en el Hospital Humberto Alvarado, señaló que el niño llegó sin signos vitales, realizándole reanimación al cuerpo, pero no se obtuvo ningún resultado positivo, muriendo por asfixia.

Letrina no tenía protección

Según familiares, expresaron que la letrina no tenía protección y en esos momentos el hoyo estaba sin tapa.

La letrina tampoco contaba con candado de seguridad, agregaron, y nunca imaginaron que el menor entrara al lugar y cayera repentinamente en el hueco.

Según datos de la Policía Nacional, este es el primer caso de muerte que se registra durante el inicio de año en el departamento de Masaya.

Las autoridades realizaron un llamado a los padres de familia a tener más precaución y cuidado con sus hijos.