•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

En solo el tercer día del 2018, un hombre de iniciales A.G.H ha sido acusado por la Fiscalía de violación agravada en perjuicio de su hijastra, de 11 años, en tres fechas diferentes entre el 1 de agosto y el 10 de diciembre del año 2017.

En la acusación, radicada en el Juzgado Primero Especializado en Violencia de Managua, la Fiscalía también hace referencia de un abuso sexual que habría cometido el acusado en perjuicio de la menor, el 1 de junio del 2017.

Las cuatro veces que el albañil de 52 años presuntamente agredió sexualmente a la víctima, la menor y el acusado estaban solos en la casa que habitaban en un barrio del Distrito Vi de la capital.

En la acusación presentada ante la jueza Fabiola Betancourt se explica que el abuso sexual y las tres violaciones presuntamente se produjeron cuando la mamá de la menor andaba trabajando.

El abuso y las violaciones

La primera agresión sexual se produjo a la cinco de la mañana del 1 junio del 2017, cuando la víctima estaba en su cuarto, hasta donde llegó el acusado y frotó los bustos de la menor, según la Fiscalía.

Posteriormente, el 1 y 10 de agosto del mismo año y más recientemente en el pasado diciembre el acusado, de oficio albañil, violó a su menor hijastra, según el extenso escrito acusatorio.

El abuso sexual y las violaciones en las fechas antes referidas han causado un trauma psíquico en la víctima, quien ahora necesita tratamiento especializado, según el dictamen de psicología forense.

Al final de la audiencia, la jueza Fabiola Betancourt le dictó prisión preventiva al acusado y programó audiencia inicial para el próximo 16 de enero, a la diez de la mañana.