•   Matagalpa, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Durante 24 años, Danny Meza y Erika Gutiérrez mantuvieron una relación de hecho estable, la cual estuvo caracterizada por agresiones, amenazas y humillaciones, indicó hoy la fiscalía al presentar cargos por femicidio en contra del hombre.

Meza ha sido presentado hoy en los tribunales en Matagalpa, acusado de matar a su pareja a estocada en Sébaco, el pasado 2 de enero.

La Juez del Juzgado de Distrito Especializado en Violencia de Género, doctora Ivania Sancho Centeno, es quien llevará el caso.

El Ministerio Público, representado por la doctora Betty Flores Rodríguez, señaló que por 24 años la víctima sostuvo una relación de hecho estable, notoria y singular con el acusado, habitando en el barrio Wilmer Icabalceta.

Producto de esa relación, procrearon dos hijos, Kevin Ezequiel Meza Gutiérrez (de 19 años) y Danny Meza Gutiérrez (de 20), señaló la fiscal.

Aseguró que durante los 24 años el acusado ejerció diferentes expresiones de violencia hacia la víctima, a quien agredía, amenazaba, humillaba y denigraba, por lo que Gutriérrez lo denunció.

La condena

Meza fue condenando en 2015 a cuatro años y ocho meses de prisión por la juez primero especializada en violencia de Matagalpa .

La fiscal señaló que esta condena fue apelada por la defensa del acusado y el Tribunal de Apelaciones de Matagalpa reformó la sentencia, en la cual dictó condena de 2 años y 8 meses.

Ante esa situación, el Ministerio Público procedió a presentar un recurso de casación ante la Corte Suprema de Justicia, la cual confirmó la sentencia dictada por el tribunal de apelaciones de Matagalpa e impuso la pena de 2 años y 8 meses.

La Fiscalía añadió que, tras esa decisión, el primero de noviembre del 2017 la juez de ejecución y vigilancia de Matagalpa dictó su sentencia de extinción de pena.

El relato

“Pero es así que la víctima, inmersa en el ciclo de violencia por el apego emocional hacia el acusado, lo aceptó nuevamente en su casa y continuaron su relación de pareja, esto a pesar que la víctima en su momento recibió terapia psicológica", destaca la Fiscalía.

El 2 de enero pasado, a la 12 y 15 minutos de la tarde, la víctima, Erika María Gutiérrez Treminio, se encontraba junto al acusado, Danny Meza Ruiz, en su casa de habitación, junto a su hijo, Kevin Ezequiel Meza Gutiérrez.

"En ese momento, la víctima le dijo al acusado que se fuera de su casa porque ya no quería nada con él, pero el acusado, con ánimo, de seguir con la relación y que a pesar que estuvo preso no modificó sus patrones de conducta y sin importarle que su hijo estaba presente, reaccionó de manera violenta y con ánimo de denigrar a la víctima le refirió: 'Para qué querés que me vaya' y procedió a lanzar al suelo un equipo de sonido y el televisor propiedad de la víctima", agrega la acusación.

"Seguidamente, el acusado se dirigió a la cocina, donde tomó un cuchillo, por lo que la víctima al verlo con el cuchillo trata de salir de la casa, pero al llegar al portón, el acusado la alcanza y a sabiendas que la víctima está en indefensión, y en total desprecio y odio por su vida, le propina una puñalada en su pecho, que le perforó el óvulo superior del pulmón izquierdo y el costado lateral izquierdo, que le provocó una hemorragia masiva que le ocasionó la muerte a la víctima de forma inmediata”, dice la fiscal en su acusación.

Por su parte, la juez Ivania Sancho, quien señaló que a pesar que el acusado no tenía defensa hoy, dijo que daba a conocer a Meza los delitos por los que es procesado.

La judicial señaló que la acusación presentada por el Ministerio Público reúne todos los elementos necesarios, por lo que aceptó la acusación, mantuvo la prisión preventiva y estableció la fecha del 15 de enero, a la 11 am, la audiencia inicial.

La juez añadió que se garantizará al acusado un abogado de oficio para su defensa.