•  |
  •  |
  • END

RIVAS
El socio de una de las inversiones más fuertes de las áreas costeras del municipio de Tola, del departamento de Rivas, pereció el fin de semana en un aparatoso accidente de tránsito, que se escenificó a la altura del kilómetro 108 de la carretera Rivas-Nandaime, frente adonde fue el Matadero Igosa.

El infortunado inversionista fue identificado por los miembros del Cuerpo de Bomberos de Rivas y la Policía como Glem Thomas Campbell, de 54 años, quien pereció de manera instantánea, cuando la camioneta Ford, blanca, placas M-036209, que él mismo conducía, se estrelló de frente contra un furgón que se dirigía de Rivas hacia Masaya.

De acuerdo con el informe de los bomberos, el accidente se dio a las cuatro de la tarde del domingo, y la causa fue la invasión de carril y el exceso de velocidad con que conducía el inversionista, quien precisamente se dirigía al Complejo Turístico Astillero Resort, ubicado en las playas de Tola, y del cual era socio, según información de los bomberos.

Los bomberos rivenses tardaron hora y media en las labores de rescate del cadáver, ya que estaba atrapado entre la masa de hierro en que quedó convertida la camioneta, debajo del cabezal placas MY- 5181, conducido por el masaya Douglas Antonio Vado, de 54 años, por lo que el rescate fue bastante complicado.

Thomas Campbell habitaba en Managua, de la Embajada de México dos cuadras abajo, y sus restos fueron traslados por la Policía de Rivas a la morgue del hospital de esta ciudad.

El masaya quedó detenido mientras duran las investigaciones, no obstante, la misma jefa de la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, dio a conocer que el inversionista extranjero fue víctima de un infarto fulminante, por lo que al estrellarse ya iba sin vida.