•   León, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Cristhian Javier Hernández murió por sumersión este domingo en horas de la tarde en una piscina en el Campestre Victoriano, ubicado en el barrio Sutiaba, al suroeste de León.

Hernández, de 26 años, se convirtió en la cuarta víctima por sumersión en el presente año en la localidad.

De acuerdo con las autoridades policiales, la víctima llegó al establecimiento en estado de ebriedad y acompañado de familiares y amigos.

En tanto, Sandra Fonseca, propietaria del Campestre Victoriano en León, lamentó la tragedia y explicó que se trató de un accidente.

“En mi establecimiento no vendo licor porque soy evangélica, el joven que se ahogó vino acompañado de familiares, solicitaron comida y bebidas, pero parece que se descuidaron, porque cuando se percataron lo observaron flotando en una de las dos piscinas que tengo en mi negocio”, dijo Fonseca.

Fonseca explicó que cuando llegó el grupo de ocho personas, aseguraron que nadie se iba a lanzar a la piscina, que solo iban a comer y que luego se iban a retirar.

Según la propietaria del negocio, la tragedia ocurrió a las 4:45 p.m., cuando el establecimiento se encontraba muy concurrido porque, incluso, había otro grupo de personas que celebraba un cumpleaños.

“Tenemos dos años de haber fundado este negocio, nunca se había presentado una tragedia de este tipo”, expresó Fonseca, quien confirmó que a pesar de haberse tratado de un accidente, decidieron cerrar temporalmente.

El médico forense, Paulino Medina, dictaminó muerte por sumersión.

Por su lado, Giovanni Delgado, uno de los vecinos del Campestre Victoriano, expresó que una de las piscinas es para niños y la otra para adultos.

“Se necesita que inviertan en vigilancia y guarda vidas para prestar un mejor servicio a los visitantes, tienen una piscina muy profunda y carecen de seguridad interna”, resaltó Delgado.