Francisco Mendoza S.
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA

Los habitantes de Ciudad Darío vieron interrumpidos sus sueños de la madrugada, cuando las llamas de un voraz incendio consumían las bodegas del Hogar Escuela de las Hermanas Clarisas, una congregación religiosa liderada por monjas pertenecientes a esa orden.

A las dos de la mañana comenzó el incendio que dejó en cenizas parte de la bodega, donde además se quemaron 14 quintales de arroz, diez de frijoles, un molino eléctrico para maíz, 25 mil córdobas en leña, 50 mil en madera, entre otros daños.

Bomberos de Matagalpa y de Tipitapa se hicieron presentes al lugar del siniestro y lograron sofocar las llamas, lo que evitó que casas vecinas tomaran fuego. Lo que no se pudo salvar fueron los alimentos y la leña, que eran utilizados para darle de comer a las personas de escasos recursos económicos de Ciudad Darío.

Miembros de la Policía Nacional se presentaron al lugar del siniestro para resguardar lo que quedaba y evitar que personas que se dedican al vandalismo sacaran algunos objetos que se lograron salvar de las llamas.

Hasta el momento se conoce que las pérdidas ascienden a 319 mil córdobas, ya que se continúa con las investigaciones para determinar las verdaderas causas del siniestro.

Se conoció que cuando llegaron los bomberos de Matagalpa, ya la población se había volcado a sofocar el siniestro llevando agua en baldes y otros recipientes que sirvieran, lo que impidió que las llamas consumieran todo el edificio donde se albergan más de cien niños, quienes a la hora del siniestro estaban de vacaciones.