•  |
  •  |
  • END

CARAZO

La Policía jinotepina aún no ha dado con el paradero de Rolando Narváez Quintero, de 36 años, concejal liberal de esta municipalidad, quien la noche del pasado lunes, en la Colonia Santiago, agredió verbal y físicamente a su esposa, Irma Leonor Vélez Valle, asimismo a su hijastro de 12 años.

Vélez Valle, de 35 años, en su denuncia relató que el político “es un hipócrita, pues toda la población lo tiene como una persona buena, pero no se imagina el calvario que he vivido por ocho largos años al lado de él y junto a sus padres; siempre me maltrata físicamente, me daba golpes en el rostro, me salió una hernia en el abdomen porque me pateaba”.

La sufrida mujer agrega que ha procreado dos niñas con su agresor, y la menor tiene apenas cinco meses. “Cuando andaba con mi panza, él me golpeó en repetidas ocasiones, cree que por ser concejal tiene autorización para hacer lo que quiera”, acotó la demandante.

La gota que derramó el vaso de la paciencia de Irma Leonor fue que la noche del martes, cuando su hijo de 12 años, nacido de una relación anterior, al observar que el hombre la introdujo a la habitación para golpearla, intervino, pese a su corta edad, y Rolando trató de ahorcarlo.

Por su parte, la capitán Matilde Velásquez, jefa de la Comisaría de la Mujer, confirmó que se recibió la denuncia de la señora Vélez, quien acusa a su esposo, Rolando Narváez Quintero, por haberla agredido en el rostro y por intentar ahorcar a su hijo, después que llegó a la vivienda de ambos, ubicada en el costado sur del Colegio “Luis León”, de la ciudad de Jinotepe.


Señala la jefa policial que estos casos de maltrato y violencia intrafamiliar nunca se deben ocultar y, por el contrario, hay que denunciarlos ante las autoridades policiales, para evitar que puedan provocar daños severos en la humanidad de las personas, sobre todo de las mujeres e infantes.

Mientras tanto, el médico forense Sergio Cano, después de revisar a las víctimas, certificó que la señora Vélez presenta excoriaciones en el rostro y el niño tiene señas visibles en la parte derecha del cuello.

Magdalena Cruz, habitante de la Colonia Santiago, de Jinotepe, relató que al momento del conflicto entre los cónyuges, se presentó al lugar el que fue candidato a vicealcalde liberal por Jinotepe, Julio Silva, y Mauricio Cortés, también concejal del PLC, y sacaron a Rolando Narváez de la casa. Posteriormente lo subieron en un vehículo y se lo llevaron.

Después de que la Policía capture al acusado será remitido a las autoridades competentes.