•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una  de cal y otra de arena recibió en la audiencia preparatoria de juicio el abogado de iniciales S.E.L.P, quien es acusado de explotación sexual en la modalidad de pornografía infantil y relaciones sexuales con menores de edad mediante pago.

A su favor, el acusado tiene que el juez IV Especializado en Violencia de Managua, Harold Leal, le aceptó como prueba documental una denuncia por delitos ambientales que él había presentado contra varios de los testigos de cargos que la Fiscalía ha propuesto en su contra.

Por esa denuncia por delitos ambientales, que están relacionadas con el supuesto hecho de lanzar basura en lugares no autorizados, el abogado defensor, Harlem Bladimir Huete, estaría demostrando que los testigos propuestos por la Fiscalía llegarían motivados por un sentimiento de venganza contra su representado.

La de arena

Sin embargo, el juez Harold Leal no dio lugar al pedimento de la defensa del exasesor jurídico del Parlamento, quien pidió le fuera desestimada como prueba las fotografías y video porno donde presuntamente las niñas victimas sostienen relaciones sexuales con el acusado.

El argumento del abogado Harlem Huete es que las imágenes con contenido pornográfico extraído del teléfono celular de su representado, y de una memorias USB, representan un acto violatorio a sus derechos constitucionales, pues supuestamente se trataría de una intervención de comunicación.

Sin embargo, el juez Leal señaló que la extracción de información (fotos y videos) de los aparatos tecnológicos fue hecha por la Policía con la correspondiente autorización judicial y en que ningún momento se trató de una intervención de llamadas telefónicas.

El juicio  que se realizará a puerta cerrada arrancó la tarde del martes con el testimonio de dos testigos que serían designados por la Fiscalía de acuerdo a su estrategia acusatoria.