•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Por sustraer y luego vender ilegalmente 19 cajas de morfina del hospital del Ministerio de Gobernación, Carlos Roberto Huembes, dos hombres han quedado en prisión.

Sae trata del ahora exdespachador del almacén de medicamentos del hospital, Marvin Tejada Velásquez, y el farmacéutico Léster García Hernández.

La morfina es un analgésico poderoso de uso controlado en Nicaragua por el Ministerio de Salud (Minsa) y que es utilizado en pacientes con enfermedades terminales, principalmente cáncer.

En la acusación presentada en el Juzgado Séptimo Distrito Penal de Audiencia de la capital, la Fiscalía asegura que Marvin Tejeda sustrajo las 19 cajas de morfina de 100 ampollas, cada una, entre octubre del 2017 y enero del 2018 del referido hospital.

Las morfinas fueron vendidas por Marvin Tejada en C$3,000 cada caja de 100 ampollas al farmacéutico Léster García Hernández, quien las comercializó en una farmacia ubicada en el mercado Israel Lewites, donde las vendía en 11,000 córdobas cada caja, refiere la acusación fiscal.

El daño patrimonial causado al hospital estatal por la sustracción del medicamente asciende a C$65,500, pero los acusados se habrían ganado ilícitamente 110,000 córdobas, según el Ministerio Público.

Los delitos

Los acusados se ganaron el doble del valor del fármaco, porque lo vendían libremente sin exigir a los compradores la correspondiente receta médica, a como lo exige el Ministerio de Salud, se indica en la acusación fiscal.

Por los hechos antes narrados, Marvin Tejada enfrenta cargos por peculado y Léster García es acusado de haber incurrido en el delito de tercer beneficiante.

El peculado solo puede ser atribuido a los servidores públicos que se apropian para su lucro personal o de tercero  de bienes o caudales (dinero) del Estado que le fueron dados para su administración o cuido, según el Código Penal.

El ilícito de tercer beneficiente es imputado a los particulares que se benefician de los bienes que le fueron dados a la autoridad o funcionario público dados en administración al empleado, funcionario o autoridad pública, refiere la ley de la materia.

Al final de la audiencia preliminar, el juez Séptimo Distrito Penal de Audiencia de Managua, Abelardo Alvir Ramos, dictó el arresto preventivo para los acusados y programó audiencia inicial para el próximo 7 de febrero.