Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Las autoridades policiales andan buscando a un sujeto que supuestamente era parte de una organización que se dedicaba a “clonar” o a falsificar dólares norteamericanos, delito por el que fue puesto en prisión y remitido a juicio oral el sujeto Giovanni Jerónimo Martínez Amoretti, de 31 años.

El prófugo fue identificado por el Ministerio Público como Walter Antonio Martínez Amoretti, de 33 años, para quien existe orden de captura desde el cinco de abril por la supuesta coautoría de los delitos de falsificación de moneda, crimen organizado, portación ilegal de armas y robo agravado en perjuicio de Julio Mora Navarrete y el Estado, respectivamente.

Según la acusación que presentó la Fiscalía en el Juzgado Quinto Penal de Audiencias de Managua, los dos hermanos acusados se le presentaron al comerciante Mora Navarrete como inversionistas venezolanos adinerados en busca de un banco de tierras para la instalación de un matadero industrial.

Giovanni Jerónimo se le identificó a la víctima como Melvin Díaz, en tanto que Walter Antonio se identificaba como Pedro Domínguez, supuesto jefe del primero.

El escrito acusatorio revela que para supuestamente hacerle creer a la víctima que en realidad eran inversionistas, el 13 de junio invitaron a Mora a desayunar en el Hotel Princesa, para exponerle su plan de inversiones e invitarlo a participar como socio, pero con la obligación de aportar un capital de 100 mil dólares.

Mora prestó 42 mil dólares en Findesa, sacó los ahorros que tenía en una cuenta bancaria, y como aún no completaba el capital, recurrió a un prestamista norteamericano, pero sólo reunió 70 mil dólares.

Fue así que el nueve de octubre de 2008, aparentemente, los acusados se presentaron a la casa del comerciante, ubicada en Ciudad Sandino, para explicarle que en realidad el negocio era fabricar y producir billetes que parecieran reales, para lo cual necesitaban los dólares reales.

El libelo acusatorio agrega que en ese momento los acusados le pidieron a Mora tres billetes de 20 dólares y luego le enseñaron cómo clonarlos para multiplicarlos, como si se trataran de los peces y panes de las escrituras bíblicas.

Como Mora se negó a participar de semejante negocio, Giovanni Martínez Amoretti le habría colocado una pistola en la frente y le dijo que si no quería participar, muy bien, pero de todos modos se llevarían los 70 mil dólares, luego se dieron a la fuga en un carro negro sin placas, vidrios oscuros, conducido por un desconocido, antes amenazaron de muerte al comerciante y a su familia.

La Fiscalía señaló que los acusados han venido supuestamente clonando dólares de manera permanente, lo que ha perjudicado el orden socioeconómico del país.

Walter Centeno, miembro del equipo jurídico de los acusados, señaló que éstos son inocentes porque a ellos no se les ocupó ni dólares de verdad ni de mentira, ni armas, ni existen elementos para presumir que son parte del crimen organizado.

Pero las pruebas que presentó el Ministerio Público revelan que al momento de la captura de Giovanni Martínez Amoretti y del allanamiento de su hogar y el de su hermano, en Villa Flor Sur, la Policía ocupó papel blanco, celeste y verde del tamaño de los billetes reales, recipientes con químicos o ácidos, alcohol, una máquina para ponchar cheques, lupas, un vehículo y dos fotos de igual cantidad de dólares.

El juez Julio César Arias admitió todas las pruebas que la Fiscalía presentó, programó el juicio oral para el 16 de junio y mandó a prisión al único detenido, pese a que éste se encuentra enfermo de asma y diabetes.