•   Managua, Nicaraguam  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La juez del Distrito Penal de Audiencias, de Estelí, doctora Alma Pino, dictó prisión preventiva para Kevin Alexander Miranda Sánchez, a quien el Ministerio Público acusa de estar implicado en el asesinato de Adquin Wilfredo Wilson Peralta, el joven al que lanzaron del segundo piso de una discoteca en Estelí.

El Ministerio Público señala a Kevin Miranda como cómplice de Carlos Alberto Rodríguez Rizo, principal sospechoso de lanzar a Adquin Wilson desde una azotea de aproximadamente cinco metros de altura.

Arizt Jamil Peralta, hermano del joven fallecido, dijo que sospecha que el motivo del suceso fue intento de robo, puesto que Rodríguez sabía que su hermano andaba dinero, porque trabajaban en la misma empresa.

Un día antes del hecho, Adquin Wilfredo, recibió un préstamo de varios miles de córdobas, de la empresa donde laboraba, ya que tenía previsto realizar unas diligencias.

Las investigaciones de las autoridades policiales, incriminan a Miranda de ser quien agredió inicialmente a la víctima, no obstante, el acusado insistió que él estaba de espaldas en el momento de los hechos.

De igual forma, Kevin Miranda señaló que no conocía a la víctima, y que con Carlos Alberto solo eran conocidos porque vivían en el mismo barrio.

Foto: Máximo Rugama/END

Al indiciado la doctora Alma Pino, le nombró un defensor público, porque señaló que no cuenta con recursos económicos, para asumir los costos de un abogado privado.

Miranda Sánchez alegó que es inocente de los delitos que le imputa la fiscalía y llamó públicamente a Rodríguez Rizo a presentarse ante las autoridades nicaragüenses.

Rodríguez continúa prófugo de la justicia, por este motivo la doctora Alma Pino oficializó una orden  de captura para que responda ante las autoridades competentes por el delito que se le imputa por parte de la fiscalía.

Arizt Jamil Peralta, dijo que la familia ha conocido rumores que Carlos Alberto Rodríguez, huyó hacia Costa Rica y por ello pidió a las autoridades policiales que hagan lo humanamente posible para que ese sujeto sea capturado y enviado a Nicaragua para que pague por el delito cometido.

La familia de la víctima aseguró que no va a escuchar ninguna petición de la defensa de Kevin Alexander, para que haya una mediación y quede en libertad.