•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Según información preliminar de las autoridades policiales de Nicaragua, en el cuerpo del bebé Caleb José Finley Urbina, quien tenía tres meses de vida, y fue encontrado muerto ayer en la comarca Los Vanegas, no se encontró signos de violencia. 

Según el dictamen preliminar del Instituto de Medicina Legal conocido extraoficialmente y confirmado por los familiares, el bebé murió asfixiado al darse vuelta entre las sábanas sin que sus padres se dieran cuenta. 

Además la familia paterna del bebé señaló que los padres del menor no se percataron del incidente, porque estaban consumiendo licor con otras dos personas, todos fueron detenidos por las autoridades policiales, pero ya han sido liberados.

Vecinos de la calle Los Mayorga en la comarca Los Vanegas manifestaron que el cuerpo del bebé fue entregado a los familiares este jueves a las 9: 30  p.m. para proceder al velorio. 

“En el mismo vehículo que venía el ataúd del niño viajaba Mariela de la Concepción Urbina, madre del niño. Ella y el papá del muchachito están libres desde anoche (jueves). Ahora dicen que fue por muerte natural”, dijo un vecino, quien pidió no identificarse.

Uno de las personas detenidas fue Eliel Rosales, conocido como el turco, quien ya está en libertad y pidió aclarar que la Policía se lo llevó para la investigación,  pero no tu ninguna participación  en el hecho. 

“No soy ni padrastro ni padre del muchachito, yo era amigo de ellos. No tengo nada que ver me confundieron. Ese día ellos estuvieron tomando y yo estuve con ellos, pero me vine a mi casa a las 10: 00 p. m. Lo padres ya están libres y en la noche estuvieron en la vela”, señaló Rosales. 

La Policía Nacional continúa con las investigaciones del caso para determinar si hubo negligencia en el cuido del menor.