Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Rechaza limosna y arrebata todo dinero
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
Cuando la joven, Blanca Olinda Escoto Urbina, de 24 años, apreciaba sentada en una piedra, frente a su casa, el ocaso del sol y le daba gracias a Dios por ayudarle a conseguir 500 córdobas para la cena de Nochebuena, “El Gato Rayado” la agredió para despojarla de su dinero. La acción delincuencial tuvo lugar en el barrio Santa Clara, de Juigalpa, por donde caminaba el famoso personaje, y al ver a la mujer se le acercó y le dijo: “Amorcito, regalame por el amor de Dios unos pesitos, para comerme una enchilada”. Blanca Olinda se metió la mano al bolsillo y al sacar una moneda, cinco billetes de cien córdobas “se le pegaron”, lo que impulsó al delincuente a tirársele encima. “El Gato Rayado” tomó del cuello a su benefactora, luego le asestó varios golpes en los bajos, que obligó a la mujer a caer y el sujeto la prensó con las rodillas y la remató propinándole dos pedradas en la cabeza. Escoto Urbina, después de la vapuleada, se desmayó y el asaltante aprovechó para sacarle los quinientos córdobas que había reunido para comprar los alimentos de sus vástagos. “El Gato Rayado” se dio a la fuga, y aunque la Policía le dio persecución no logró capturar a este peligroso delincuente.

“Gatos caseros” afectan a productor
Yelba Tablada / VILLA SANDINO, CHONTALES
De mil seiscientos dólares y tres mil quinientos córdobas en efectivo fue despojado el productor Manuel Salvador Martínez López, de 74 años, por posibles “gatos caseros” que manejaban la información de dónde el denunciante tenía guardado el dinero para Navidad. El productor, antes de salir de su casa, en Villa Sandino, de la antena de Enitel media cuadra al este, permaneció varias horas en su cuarto, aparentemente cuidando su dinero. Martínez López, sin generar malicia, se despidió de sus familiares y se fue a su finca, y volvió al caer la tarde, pero se sorprendió al ver que la cerradura del ropero no se encontraba como la había dejado. Confirmó que una cajita de madera, donde depositó su dinero, no estaba, y por más que buscó y buscó no la encontró, por lo que preguntó a los otros moradores y nadie le dio una respuesta positiva. Con la camisa desabotonada y el sombrero en la mano, llegó a la estación de Policía de Villa Sandino e interpuso formal denuncia, y marcó como el principal sospechoso a uno de sus sobrinos.

Ataque de africanizadas
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
Una emergencia poco vista en Juigalpa, fue atendida la tarde del domingo por socorristas de la Cruz Roja de Juigalpa, Bomberos y agentes del Orden Público, que trabajaron por más de cinco horas para eliminar un enorme enjambre de africanizadas que se ubicó en el sector del centro médico. El enjambre se agitó y en término de segundos atacó a las personas que transitaban por el lugar, mientras los vecinos llamaron de urgencia al Cuerpo de Bomberos, Policía y Cruz Roja. Los cuerpos de socorro de estas instituciones cerraron la parte céntrica de la ciudad, y se dieron a la tarea de eliminar a las abejas, pero fue hasta a eso de las nueve de la noche que lograron desaparecerlas. En total, fueron atacadas 16 personas y por su estado de salud fueron trasladadas al Hospital Asunción.

Despojado al salir del banco
Yelba Tablada / SANTO TOMÁS, CHONTALES
Como el más humilde cayó en manos de dos desconocidos Carlos Alberto Flores Flores, de 29 años, quien fue despojado de 45 mil córdobas, cuando salía de la sucursal de Bancentro de Santo Tomás. Según el perjudicado, los delincuentes se le acercaron y sin ninguna malicia le preguntaron: “Señor, ¿usted conoce dónde vive doña Guillermina? Fíjese que nos encargó mil cien dólares y no sabemos la dirección de su casa”. Desde el primer instante el ingenuo trató de ignorar a los estafadores, pero de pronto uno de los sujetos le pidió auxilio, y bajo engaño se lo llevaron frente a las instalaciones del Canal 13, de Santo Tomás, donde lo agarraron del cuello y lo neutralizaron, asestándole varios golpes en el estómago que le sacaron el aire, por lo que con mucha facilidad le quitaron la bolsa donde cargaba el dinero. Tras recuperarse, Flores Flores se trasladó a la Policía de la localidad, y delante de un instructor de Auxilio Judicial interpuso formal denuncia. No hay capturados por este hecho.

Enfrentados como espadachines
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
Con una herida de machete en la mano derecha ingresó de urgencia al Hospital de Juigalpa, el campesino Faustino José Guillén, tras ser atacado a filazo limpio, supuestamente por Alberto Chavarría Hurtado. Lucrecia María Duarte Vega, hermana del lesionado, manifestó que todo se originó cuando Faustino José participaba en una actividad religiosa en casa de Yuri Machado, en la comunidad de El Arrayán, en El Bálsamo, Juigalpa. De pronto el presunto autor de este delito de lesiones, sin motivo alguno comenzó a discutir con Ángel Pérez, pero en ese momento Guillén se acercó a los protagonistas y trató de mediar. A pesar de la intervención de la víctima, Chavarría Hurtado no acató el llamado de su amigo, sacó su filoso machete y le asestó una certera herida en la mano derecha al pobre mediador. El espadachín se dio a la fuga, mientras los familiares del herido lo auxiliaban y lo trasladaban al Hospital Asunción. Chavarría Hurtado no está detenido aún.

Hasta con diploma arrasaron
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
Elementos desconocidos incursionaron en la vivienda de Santos Francisco Alemán, a quien se le llevaron varios electrodomésticos valorados en siete mil 200 córdobas. El inmueble del denunciante se ubica en el Barrio “Padre Miguel”, de Juigalpa, hasta donde llegaron los antisociales, y aprovechando que Alemán no se encontraba forzaron la cerradura de la puerta principal. Durante la visita relámpago, sustrajeron un DVD, un televisor, un diploma de sexto grado, enmarcado y propiedad de una hermana de Santos Francisco, más un hacha, un radio y trastos de cocina. Como en todos los casos, siempre los bandidos abandonan la escena sin que los vecinos de la víctima los descubran, y en las calles del sector se perdieron con las pertenencias sustraídas a Santos Francisco. Desesperado, el afectado al ver que la puerta principal de su casa estaba abierta, se trasladó a la Policía de Juigalpa, donde interpuso formal denuncia, y solicitó a los uniformados la captura de estos delincuentes.