Ingrid Duarte
  •  |
  •  |
  • END

GRANADA

Contrario al trágico final de las tres personas que fallecieron por sumersión en el departamento de Granada, hay otras que sí están contando la historia.

El sector de La Aguja, localizada en el camino a Malacatoya, fue uno de los sitios donde hubo más movimiento, ahí las autoridades rescataron con vida a Karen Quiroz, de 14 años, y a Alba Elisa Moreno, de 20, ambas del barrio El Domingazo.

Al parecer, la adolescente fue golpeada por una ola que la dejó inconsciente por varios minutos, por lo que los bomberos decidieron trasladarla al Hospital Amistad Japón Nicaragua.

Otra rescatada fue la señora Rosa Matilde Sequeiro, de 49 años, quien en compañía de sus familiares se bañaba cerca de la comunidad El Guayabo. “Estaba dentro del agua y parece que empezó a ahogarse, nos llamaron y en el trayecto al hospital le dimos respiración artificial”, expresó el oficial José Calero.

Pedrada el Jueves Santo

Asimismo, el adolescente de 16 años Ricardo Meneses Vargas, fue agredido por varios antisociales, a las ocho y media de la noche del Jueves Santo, cuando éstos le propinaron una pedrada en el occipital.

El oficial José Calero, de los bomberos de la Villa de Granada, manifestó que el muchacho resultó con una herida contusa que ameritó su traslado al hospital granadino. El hecho se produjo en la plaza del malecón “Pablo Antonio Cuadra”, de esta ciudad colonial.

Otra que sufrió daños fue Juliana Mayorga Lacayo, de 26 años, al recibir la descarga de una línea energizada con 110 voltios, mientras se encontraba en su casa, en El Domingazo. Los bomberos dijeron que Lacayo tenía el cuerpo y la ropa mojada, y se sentó en una silla de metal que hizo contacto con el alambre.