•   Masaya, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Una jueza declaró culpables a Luis Fernando Martínez Pérez, de 19 años, y Héctor Manuel Herrera González, por asesinar a Deybi Eliezer Orozco Guardado, en un hecho ocurrido en octubre del año pasado en la calle El Calvario, Masaya.

Orozco Guardado fue asesinado cuando sufrió un corte en el pecho, con arma blanca, y por múltiples golpes.

Deybi Eliezer Orozco Guardado, el joven asesinado. Katherín Chavarría/ENDDurante el juicio final, fueron presentadas pruebas testimoniales, periciales, documentales (dos videos) y las pruebas médico forense que determinaban que el joven murió a causa de una fuerte hemorragia, producto de la puñalada.

“Hemos presentado pruebas testimoniales de los familiares y vecinos, que son los principales testigos, amigos del joven. Las pruebas periciales realizadas por la Policía Nacional en la calle, donde sucedieron los hechos, demuestran la culpabilidad de los dos hombres, además el dictamen del médico forense que determinó las causas de muerte”, expresó Susana Ríos, abogada defensora.

La Juez Ruth Chamarro, titular del Juzgado Distrito Penal de Juicio de Masaya, consideró que había suficientes elementos de prueba para declarar culpable a Luis Fernando Martínez Pérez y Héctor Manuel Herrera González, por el delito de asesinato.

Luis Fernando Martínez Pérez, por ser el autor principal del hecho, ha sido sentenciado a 21 años y 6 meses de prisión, mientras que Héctor Manuel Herrera González, por ser coautor del asesinato, recibió 6 años.

Ambos fueron trasladados de inmediato a las celdas preventivas, donde cumplirán su condena.

Familiares del Joven asesinado declararon que se sintieron satisfechos por ambas condenas, expresando que se ha hecho justicia, además dan gracias a Dios por que todo el proceso se realizó de una manera trasparente y en orden.

“Se ha hecho justicia y eso era lo que queríamos, ya mi hermano puede descansar en paz, lo que no queríamos es que esto quedará impune o en el olvido, hoy Dios ha estado con nosotros y ahora estos dos sujetos tendrán que pagar por lo que hicieron”, comentó Anielka Acuña Orozco, hermana de joven fallecido.