•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Cuerpos de rescate de Nicaragua encontraron hoy, sin vida, a la segunda de tres personas desaparecidas al naufragar en un lago del norte de Nicaragua, informó la Dirección General de Bomberos (DGB).

Luego de tres días de búsqueda, buzos de la Unidad Humanitaria de Rescate (UHR) recuperaron la tarde de este miércoles el cuerpo de Magally Altamirano, de 19 años de edad, en el Lago de Apanás, donde desapareció junto con otras dos personas el domingo, de las cuales una falleció y la otra no ha sido encontrada, indicó la institución bomberil.

Altamirano naufragó en una lancha junto a una niña de 5 años y un menor de 7, quienes fallecieron, mientras que otros cuatro adultos sobrevivieron.

Las autoridades creen que la tercera persona desaparecida, Martha Lanzas, de 18 años, podría haber fallecido por sumersión, al igual que Altamirano y que Diego Montes, de 18 años, cuyo cuerpo fue recuperado este mismo miércoles.

Las labores de búsqueda de los desaparecidos en el Lago de Apanás se han visto obstaculizada por fuertes vientos y oleaje, según los bomberos.

El accidente supuestamente ocurrió porque el conductor de la lancha, Maycol Herrera, de 24 años de edad, perdió el control de la nave al realizar varias piruetas.

Los náufragos eran miembros de una misma familia que daba un paseo acuático.

El Lago de Apanás, de 45.9 kilómetros cuadrados de extensión, es el tercero más grande de Nicaragua y se encuentra a 180 kilómetros al norte de Managua.

Ubicado en el departamento de Jinotega, el de Apanás es el lago artificial más grande de Nicaragua y alimenta plantas hidroeléctricas con capacidad para generar un mínimo de 175 megavatios de energía.