•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El dueño de nueve lingotes de oro robados en Managua, cuyo valor es de 450 mil dólares, ha pasado de víctima a sospechoso, de acuerdo con la decisión que tomaron hoy las autoridades.

La Sala Penal Uno del Tribunal de Apelaciones de Managua (TAM) dio trámite al recurso de exhibición por detención ilegal presentado a favor de José René Alvarado Pineda, el dueño del oro.

José René Alvarado es el dueño de las nueve barras de oro robadas por cuatro sujetos el pasado viernes en la pista que conduce a Sabana Grande, en las afueras de Managua.

El robo del oro ocurrió la semana pasada. Archivo/END

Las nueve barras de oro, valoradas en 450 mil dólares, eran transportadas en una camioneta en la cual viajaba José René Alvarado y como chofer Juan Carlos Avendaño Juárez.

Los magistrados del TAM nombraron como jueza ejecutora a la abogada Magaly Aragón, de quien esperaban la tarde del miércoles estregara el informe de su actuación ante las autoridades policiales.

El habeas corpus o recurso de exhibición personal por detención ilegal fue dirigido contra el jefe de la Dirección de Auxilio Judicial, comisionado mayor, Luis Pérez Olivas.

Por el robo de los lingotes de oro están detenidos en la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) otras cuatro personas, todas empleadas de José René Alvarado, se informó extraoficialmente.

José René Alvarado está detenido desde el pasado viernes, después de denunciar el robo de la valiosa mercancía por cuatro sujetos, entre los que presuntamente había un asaltante vestido de payaso.

Las autoridades informaron que el joyero (José René Alvarado)  y su ayudante regresaban de fundir oro para luego transformarlo.

Juan Carlos Avendaño relató a periodistas que, como conductor, cuando transporta oro por dicha carretera lo hace a alta velocidad, pero que esta vez viajaban lento, con el propietario al volante.