•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un hombre al que le clavaron un desarmador en la cabeza, durante una trifulca en Estelí, ha sido trasladado a Managua, en estado reservado, dijeron hoy las autoridades.

Maynor Josué Pérez Meza, de 18 años, es la persona a quien le metieron un desarmador en la cabeza, y aunque en un primer momento lo remiteron al hospital San Juan de Dios,en Estelí, después lo trasladaron a Managua.

Al parecer, el suceso ocurrió durante una pelea en la cual hubo excesivo consumo de licor.

En la pelea, el presunto hechor, Osoris González Rodríguez, de 21 años, también sufrió heridas, ya que Pérez Meza supuestamente lo agredió con un puñal.

Amigos y vecinos del barrio El Paraíso, donde se dieron los sucesos, prefirieron no identificarse para evitar problemas en el futuro, pero aseguraron a los periodistas que desde la tarde del sábado, 17 de febrero, los dos aludidos andaban ingiriendo licor.

No obstante, al calor de los tragos comenzaron una agria discusión en la cual salieron a relucir palabras soeces y problemas que ambos habían tenido.

Luego, los dos hombres se retiraron del lugar y pasaron de una pelea verbal a una física.

De acuerdo con los mismos testigos, el domingo por la madrugada Maynor Josué Pérez Meza llegó a la casa de Osiris González Rodríguez y supuestamente comenzaron a discutir, hasta llegar a un intercambio de golpes.

Fue entonces cuando Maynor Josué Pérez Meza habríoa herido con un puñal a González Rodríguez, quien habría respondido clavando un desarmador en la cabeza de su oponente.

Trinidad Isabel Jiménez, abuela de Maynor Pérez Meza, con tristeza, dijo que desde hace días venía advirtiéndole a sus nietos que no salieran y que no estuvieran llegando muy tarde a la casa.

La Policía se encontraba hoy en la casa del presunto autor de las lesiones graves, como parte de las investigaciones.

Osiris González Rodríguez, quien se presentó ante las autoridades policiales de Estelí, habría señalado que la víctima lo llegó a buscar junto a su hermano, armado con un cuchillo y un machete, y que él se defendió.

De acuerdo con la versión de González Rodríguez, no le quedó de otra que defenderse con el desarmador, una herramienta con la que iba a reparar la motocicleta.